A instancias de la FTSP-USO se reabre la causa contra Alcor y la mutua Ibermutuamur por una presunta revelación de secretos.

La reapertura de las diligencias sobre revelación de secretos había sido reclamada por el abogado Ismael Franco, que ejerce la acusación popular en representación de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada, del sindicato USO.

A su juicio, el titular del juzgado número dos de Monforte tenía que haber citado a declarar a Carlos Somoza y pedir a la mutua un listado de los trabajadores que estaban de baja en Alcor en el momento en que la policía grabó en el 2015 la conversación telefónica que dio lugar a la apertura de estas diligencias. En aquella conversación, Somoza preguntaba a Ramón Mateos, el delegado de Ibermutuamur en Lugo, por diferentes personas, se supone que empleados suyos de baja.

La federación de seguridad privada de USO es la impulsora de diferentes investigaciones judiciales abiertas en diferentes comunidades autónomas contra empresas del sector sospechosas de diferentes irregularidades. Esta central impulsó en su momento acusaciones contra empresas como SYC, Esabe o Viriato. Su secretario general, Basilio Alberto Febles, se lamenta de la precariedad que todavía abunda en este sector, “en el que las empresas juegan a menudo con la dignidad de la profesión y de los trabajadores”.