AENA, cuando la vergüenza pierde su nombre.

Noticia aparecida hoy en el Confidencial del que rescatamos partes de su artículo:

Vuelven las turbulencias en torno a Aena. La empresa pública de aeropuertos está en el centro de la polémica por su intento de cambiar el régimen normativo al que está sometida y, así, poder actuar como si fuera una empresa privada, en vez de pública, y quedar fuera de las crecientes exigencias recogidas en la nueva Ley de Contratos del Sector Público.

Autor:

 
 
Y continúa el articulista:  una falta de transparencia que ha despertado todo tipo de sospechas entre algunos partidos de la oposición, el gestor de aeropuertos gozaría de mayor discrecionalidad a la hora de fijar criterios de contratación, aceptar bajas excesivas o utilizar las subastas electrónicas. “Todo lo que la nueva ley trata de evitar”.
 
Desde la FTSP-USO nos preguntamos ante esta noticia: ¿Hecha la ley, hecha la trampa? ¿Se convertira AENA en empresa contratadora PIRATA? El tiempo nos lo dirá.
Si tras leer el artículo de Ruth, pasan al final del artículo a las recomendaciones del redactor, podrán empezar a enlazar cabos.