Catalogado como intento de homicidio.

Tres empleados de un local de ocio lagunero (La Laguna-Tenerife) han sido condenados como autores de un delito de lesiones tras considerar la Sección Sexta de la Audiencia provincial de Santa Cruz de Tenerife que son autores de un delito de lesiones y tres faltas de la misma naturaleza.La sentencia, que sólo ha sido recurrida en casación por uno de los condenados, impone penas de dos años y diez meses de cárcel para cada uno de los tres involucrados, así como a doce días de localización permanente por cada falta.

También se les condena a indemnizar a las víctimas, que eran cuatro jóvenes, dos chicos y dos chicas, que pretendían entrar a consumir en el local de ocio en el que desempeñaban sus funciones los ahora condenados. Sobre este asunto destacar que será en la fase de ejecución de la sentencia (que llegará cuando sea firme) cuando se fije la indemnización para el agredido que resultó peor parado.

Sirve como baremo indicativo para evaluar a cuánto podría ascender dicha indemnización que el tribunal ha marcado 802 días de recuperación para ese afectado, lo que da idea de la gravedad de las lesiones sufridas. No en balde, tanto la Fiscalía como la acusación particular catalogaron los hechos como un intento de homicidio.

De los más de dos años de convalecencia, la principal víctima pasó internado 42, primero en la Unidad de Vigilancia Intensiva y luego en una planta de neurocirugía. Como secuelas, destacar el deterioro de determinadas funciones mentales (aunque leve, presenta déficit mantenimiento atencional, de velocidad procesamiento y de memoria).

Se considera probado que en la noche del 22 de noviembre de hace tres años cuando los cuatro jóvenes (que celebraban un cumpleaños) se desplazaron a la discoteca aludida, dándose la circunstancia de que uno de los porteros de la misma había mantenido una relación sentimental con una de las jóvenes. Al denegar al cuarteto la entrada al local de ocio, se inició una discusión que degeneró en una pelea. Lo cierto es que los cuatro porteros atacaron violentamente a los dos chicos, a la par que ellas también recibieron algún empujón.

Lo peor llegó cuando una de las víctimas huye hacia una parada del tranvía cercana, donde es alcanzado por tres de los porteros quienes aprovecharon que se cayó y se golpeó duramente en la cabeza para emprenderla a patadas, fundamentalmente dirigidas precisamente al cráneo del joven, indefenso al estar en el suelo y la superioridad en número de sus violentos agresores. Sus amigas (el otro chico estaba siendo agredido) fueron golpeadas al intentar evitar la bestial paliza.

Fuente: diariodeavisos.com

A %d blogueros les gusta esto: