Con la herida del Madrid Arena abierta.

Imputado el empleado de la empresa Seguriber que abrió una puerta de emergencia que permitió la entrada sin control de 2.500 jóvenes.

En un auto dictado este martes en el que acuerda imputar a Segundo Heladio Papuche, uno de los operarios de Seguriber que trabajó esa trágica noche. Para la investigación judicial es clave el conocimiento de la persona que realizó la orden de abrir un portón por el que entraron cerca de 2.500 jóvenes sin control es clave.

En la instrucción, el jefe de Equipo de Seguriber la noche de la tragedia en el Madrid Arena, Raúl Monteverde, aseguró que fue el coordinador de Operaciones y Proyectos de Madridec, Francisco del Amo, la persona que ordenó a Seguriber abrir el citado portón. De igual modo, el coordinador de vigilantes de Seguriber, José Nalda París, ratificó estas afirmaciones.

El pasado 9 de abril, el responsable de Madridec en la fiesta, José Ruiz Ayuso, sostuvo ante las partes que la persona que ordenó abrir esta puerta situada en la zona de las mercancías fue Santiago Rojo, director de Diviertt y mano derecha de Miguel Ángel Flores. Además, dijo que solo los trabajadores de Seguriber tenían el mando de la puerta.

El Jefe de la Policía Municipal dimite tras su imputación.

 

A %d blogueros les gusta esto: