El Constitucional anula otros dos despidos por llamar corruptor a Ramírez. (Seguridad Integral Canaria)

Nuevo varapalo al Tribunal Superior de Justicia de Canarias, que avaló la represalia de Seguridad Intersindical Canaria a los sindicalistas.

Otras dos sentencias del Tribunal Constitucional han anulado los despidos en abril de 2015 de dos miembros del comité de empresa de la empresa Seguridad Integral Canaria, como represalia por haber protestado el 23 de diciembre de 2014 en un pleno del Ayuntamiento de la capital contra los impagos e incumplimientos laborales, ataviados con una careta del Pequeño Nicolás y con mensajes en sus camisetas en los que se leía “donde hay un corrupto hay un corruptor“, en referencia al entonces propietario de la compañía, el también presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, Miguel Ángel Ramírez.

Estas dos resoluciones, que se suman a otra similar emitida en septiembre pasado, suponen otro duro varapalo a los fallos de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que respaldaron los despidos disciplinarios de Ramírez, por infracción de la buena fe contractual, falsedad, deslealtad y ofensas verbales.

Amplía la noticia:

Llamar “dictador empresarial” al capo de la seguridad canaria es libertad de expresión

Miguel Ángel Ramírez, presidente de la Unión Deportiva Las Palmas, se ha deshecho este año de su participación en Seguridad Integral Canaria, que se encuentra en concurso de acreedores camino de la liquidación.

Haber sido trabajador de Seguridad Integral Canaria y haber llamado al que fuera presidente de esta compañía, Miguel Ángel Ramírez, “dictador empresarial”, “cacique” o haber responsabilizado al controvertido empresario “de las penurias y separaciones matrimoniales de sus trabajadores”, entra dentro de la libertad de expresión y sindical, y no debiera ser motivo de despido.