El vigilante de Cercanías implicado en la reyerta reconoce que disparó su arma.

El vigilante de Cercanías implicado en la reyerta reconoce que disparó su arma.

Varios jóvenes entraron el vagón molestando a otros pasajeros y dos vigilantes les recriminaron su actitud, originándose un altercado en el transcurso del cual el revólver de los vigilantes se disparó y alcanzó a un joven de 18 años que resultó herido grave.

Inicialmente los implicados en la reyerta ofrecieron versiones diferentes de los hechos, ya que mientras el vigilante sostuvo que los chicos le quitaron el arma y dispararon, los jóvenes dijeron que fue el vigilante el que efectuó la detonación.

Finalmente, en su declaración en sede policial, el vigilante ha reconocido que efectuó al menos un disparo, por lo que la Policía le imputa un delito de lesiones graves, han informado fuentes de la investigación.

Se prevé que el arrestado pase a disposición judicial a lo largo de la mañana de hoy.

Los investigadores habían solicitado las cámaras del tren en las que ocurrió el suceso, por si hubiera imágenes de ese momento, pero se ha constatado que no las hay.
El joven herido, que recibió una herida penetrante de bala en su muslo izquierdo, con orificio de entrada y salida, evoluciona favorablemente en el hospital 12 de Octubre y ya ha pasado a planta, según ha informado el centro médico.