En Madrid y Tenerife.

Alerta por el ébola.

Guardias civiles se niegan a abrir maletas procedentes de Senegal en los aeropuertos de Madrid y Tenerife. Temen contagiarse por la falta de protección

La respuesta de los superiores: “No estáis obligados a realizar esa tarea”La alerta sanitaria internacional por el brote del ébola en África se ha instalado definitivamente en España, después del traslado de urgencia del párroco Miguel Pajares, infectado por el virus. Ayer, guardias civiles que trabajan en los puestos aduaneros de los aeropuertos de Madrid y Tenerife se negaron a abrir las maletas procedentes de los vuelos que lleguen desde Senegal.

Según ha sabido El Confidencial Digital, la negativa de los agentes de ambas terminales se produjo sobre las dos de la tarde. A pesar de que no había ningún vuelo procedente de los países de África con mayor índice de contagio, los guardias civiles pusieron sobre aviso a sus superiores, advirtiéndoles que no examinarían equipajes que pudieran suponer un riesgo para su salud.

Las fuentes consultadas por este diario explican que, como medida de seguridad, los uniformados suelen abrir, de forma aleatoria, maletas escogidas al azar procedentes de estos países. Sin embargo, no existe ningún tipo de ordenanza, por escrito, que les obligue a realizar esa tarea.

Así se lo han reconocido, de hecho, los propios superiores a los guardias civiles que se han negado a inspeccionar los equipajes: “Les han respondido que, efectivamente no tienen por qué realizar esa tarea, así que en los siguientes vuelos no se revisarán las maletas”.

Esa postura, explican fuentes bien situadas en la Guardia Civil, podría cambiar si desde la dirección del Cuerpo se diesen instrucciones concretas sobre cómo actuar estos días en los controles aduaneros: “No existe un protocolo para estos casos de alerta sanitaria, así que los agentes tienen todo el derecho a no abrir las maletas”.

Decenas de guardias civiles en África
Las mismas fuentes recuerdan que, en estos momentos, existe una importante presencia de la Guardia Civil en varios países africanos en los que la amenaza del ébola es grande. Son los siguientes:

–Más de diez agentes en Mauritania.
–Una quincena de agentes en Dakar, capital de Senegal.
–Oficiales en Zambia, Mali, Gambia, y Guinea, realizando labores de coordinación con los policías locales de estos países.

Además, los guardias civiles de las embarcaciones “Río Tajo” y “Río Segura”, encargados de interceptar los cayucos con dirección a España procedentes de Senegal y Mauritania, se han quejado también de no tener un protocolo de seguridad ni una zona de aislamiento en ambos buques para evitar el contagio.

Fuente: elconfidencialdigital.com