“He tenido presiones todos los días de Ramírez para que archive su causa”

Salvador Alba en su despacho, en una imagen de archivo.

“17 millones que se le han embargado al señor Ramírez son 17 millones de razones para atacarme”, asegura el magistrado de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

 La grabación de MiguelÁngel Ramírez de una conversación mantenida con el juez Salvador Alba, donde éste le pide al empresario que declare contra la magistrada y exdiputada de Podemos, Victoria Rosell, a cambio del archivo de una causa al también presidente de la UD Las Palmas por presunto delito fiscal es un “montaje”. Alba está seguro de que graba una tercera persona, aunque no sabe cómo, cerca, lejos o con micrófonos, en distintos días y dependencias. El juez defiende su inocencia.

Usted ha dicho que la grabación que ha entregado Miguel Ángel Ramírez a la juez Carla Vallejo es un montaje ¿En que se sustenta?

Vamos a ver. Hay varios cortes en esa grabación. Es una composición que puede ser fruto bien de una cita con el señor Ramírez antes de su declaración [adscrita por el Tribunal Supremo a la querella de José Manuel Soria contra Victoria Rosell], que nada tiene que ver esa cita con su declaración, y luego hay expresiones o cuestiones que se plantean en esas grabaciones que se suscitan después de su declaración judicial. Y eso parece que se sitúa en el mismo día o en la misma fecha y, por lo tanto, los cortes y la existencia de esas conversaciones, que me consta que son parte anteriores y parte posteriores a su declaración, evidencian un clarísimo montaje para perjudicarme no solo a mí sino la causa que se instruye contra el señor Ramírez, que esa es la finalidad.

Ya lo ha denunciado ¿no?

Sí, se ha puesto una denuncia que tramitan ya los juzgados de instrucción de Las Palmas y se ha solicitado que se recabe la totalidad de la grabación para analizar su autenticidad y su manipulación.

¿Qué delitos le achaca?

Descubrimiento y revelación de secreto, falsedad, injurias, calumnias y coacciones.

Cuando dice que lo grabado es anterior y posterior a la declaración que efectuó Miguel Ángel Ramírez en la instrucción que usted hizo de la causa, y que luego solicitó el Supremo , ¿se refiere a que él mismo lo grabó en distintos momentos y luego lo ha montado?

No, no… Entiendo, y así se demostrará, que no graba este señor. De eso estoy completamente seguro por los expertos que he consultado. No graba este señor, graba un tercero que luego le facilita a este señor distintas conversaciones que se producen en el ámbito de los juzgados, una en el Juzgado de Instrucción número 8, otra en la sede de la Audiencia Provincial, y de esto se hace una composición que se remite a los medios de comunicación, lo presenta en el juzgado, etcétera?

¿Y cómo graba otra persona?

Pues yo no lo sé porque no soy un técnico. En primer lugar, si se analizan las grabaciones se ven dos cortes y, segundo, se escucha mejor la voz de un interlocutor que de la del que supuestamente graba, lo cual es imposible. Por tanto, parto de la base que hay un tercero, otra persona, cerca, lejos, con un micrófono instalado, no sé de qué manera, pero que está realizando grabaciones, no en un solo momento, sino que se realizan grabaciones en distintos momentos y se presentan como una sola. Por lo tanto se ha hecho una composición de opiniones vertidas a letrados, de opiniones vertidas en el despacho a distintos compañeros, etcétera.

¿Es su voz?

Sí, sí… Sospecho que es mi voz, y que se me ha grabado en distintos momentos en dependencias judiciales.

La empresa Seguridad Integral Canaria, propiedad de Miguel Ángel Ramírez, es la concesionaria de la seguridad de esos juzgados.

Eso lo tenemos en cuenta y por eso se lo digo. Es verdad que con este señor hablo dos o tres veces a lo largo de los seis meses que estoy en el juzgado. Una, cuando me piden una cita por parte del letrado de la defensa, a la que va acompañado del letrado de la defensa; otra, también acompañado por el letrado de la defensa, y cuando termina su declaración se me pregunta si se habían aportado datos interesantes y, en fin, le hago una serie de manifestaciones que aparecen en esas grabaciones, pero parece que las he dicho antes de la declaración, y no, se lo dije en ese momento y, por lo tanto, pone de manifiesto que ni se preparó ninguna declaración, ni se preparó ninguna prueba y, desde luego, lo que no hay por ningún lado es una promesa de que se fuese a archivar la causa o darle algún trato de favor. Eso sí, que lo pide él.

¿Él le pide tratos de favor?

Sí, él lo pide. Que necesita un apoyo en el procedimiento, pero en ningún momento se le dice que se le va a dar, como no puede ser de otra manera. Si tiene un procesamiento se tendrá que defender en el procesamiento.

Usted se fue del Juzgado número 8 y no se cerró el caso.

Evidentemente. No resuelvo absolutamente nada. Lo que sí que puedo garantizar es que cuando me voy el procedimiento está prácticamente terminado y listo para que el fiscal, si quiere, pueda acusar. El procedimiento de instrucción está liquidado o terminado, no hay diligencias que yo estime necesarias para terminar esa investigación y el fiscal puede acusar en cualquier momento.

¿Y qué determina?

Eso corresponderá al juez que corresponda. Desde luego, yo le puse una fianza de 17 millones de euros, hice una investigación patrimonial, una pericial contable que ponía de relieve la existencia de supuestos delitos y, por lo tanto, nunca se hizo ninguna promesa de archivo y nunca se archivó el procedimiento. Está listo para el fiscal. Lo que sí es importante decir es que la investigación está agotada y eso es relevante para determinar que no se le ha dispensado jamás un trato a favor, aunque lo ha pretendido y aunque se han realizado muchísimas presiones por parte de su entorno y por parte de su propio abogado.

¿Presiones?

Sí. Presiones constantes, de venir todos los días al despacho y decir que esto se tiene que archivar, que está muy molesto Miguel Ángel Ramírez? Todo ese tipo de expresiones yo las he tenido que soportar en estos tres meses. Está denunciado también esto.

¿No lo denunció antes?

No lo denuncié antes porque si lo hago provoca la recusación y que me aparten del procedimiento y probablemente es lo que pretendieran. Entonces, espero a cesar en el juzgado y después se pone la denuncia. Me hubiera gustado articularlo bastante mejor a través de una querella, pero entendí que era necesario hacerlo cuanto antes y así lo hice, sin perjuicio de que la querella se presentará la semana que viene.

¿Por qué cree que el señor Ramírez ha hecho esto?

Pues, hay dos razo nes que puedan existir. Una, para lograr un beneficio en el procedimiento, porque si se desacredita mi actividad como instructor puede pedir una nulidad de todo lo que yo he instruido. Por lo tanto, eso supone para él una ventaja. Piense usted que si resulta condenado por este procedimiento el señor Ramírez iría a prisión porque tiene antecedentes penales. Entonces se juega muchísimo y busca cualquier algún tipo de contaminación del procedimiento, en este caso atacar mi credibilidad como instructor, y eso sería una ventaja; y la segunda ventaja sería pues, evidentemente, los 17 millones que se le han embargado al señor Ramírez y que son 17 millones de razones para atacar al juez que ha hecho eso.

Pero él sabría que usted se iba a defender y hoy en día los montajes se descubren?

Estoy seguro de ello, de que el montaje se descubrirá. Y estoy seguro de que las presiones saldrán a la luz porque hay pruebas de ello.

¿Tiene pruebas de las presiones hacia usted?

Sí. Bastantes pruebas de ello, lo que ocurre es que teóricamente se presentarán en los procesos correspondientes, pero hay pruebas de ello, y hay muchas grabaciones que no se han aportado y que se han realizado con todas las garantías legales y eso también se aportará. Se han hecho una serie de grabaciones, de diligencias, que avalan lo que le estoy diciendo.

¿Usted se siente tranquilo? ¿Cree que todo va acabar bien?

Sí. Yo me siento tranquilo. Pero claro, dentro de sentirme coaccionado, presionado y, desde luego, puesta en duda toda mi carrera profesional por un individuo que, primero, ha sido condenado ya, y segundo, ahora está siendo investigado por diversos delitos fiscales y contra la Seguridad Social, que ha perjudicado a numerosos trabajadores, y que ahora aparece con un montaje y poco menos que diciendo que yo le iba a arreglar su problema en la instrucción cuando es evidente que no.

¿Y qué opina de Victoria Rosell, que ha dicho que ha amañado las pruebas contra ella?

Victoria Rosell está en una situación complicada, tiene una querella admitida a trámite y tiene derecho a defenderse con todas las armas que entienda. No le puedo reprochar absolutamente nada. Que diga y opine lo que quiera.

Fuente: laprovincia.es