La Delegada del Gobierno en Madrid

cifuentesCristina Cifuentes, reconoce la importante labor de la seguridad privada de Metro Madrid.

La Delegación del Gobierno en Madrid quiere abrir un nuevo frente para acabar con las bandas latinas que operan en la región. Según ha destacado su titular, Cristina Cifuentes, durante un desayuno de trabajo, va a impulsar que a los líderes de estas organizaciones juveniles violentas se les revoquen los permisos de residencia y que se agilicen las órdenes de expulsión del país. De esta forma quedarán descabezadas y se acabará con “estas organizaciones criminales”, como las ha calificado.

La capital ha registrado varios incidentes en los últimos meses, en especial durante los fines de semana, en los que se enfrentado bandas opuestas como los Trinitarios y los Dominican Don´t Play (DDP). Se han registrado detenciones masivas, además de algunos heridos de gravedad. En algunos casos, la rápida intervención de los servicios de seguridad del metro y de la propia policía han evitado que los altercados no tuvieran consecuencias más dramáticas. A los detenidos se les ha incautado en ocasiones machetes de más de medio metro de hoja.

Cifuentes ha recordado que a los integrantes de estas bandas se les podría aplicar “las leyes orgánicas sobre Derechos y Libertades de los extranjeros en España y de Protección de la Seguridad Ciudadana”. Ha afirmado que el fin de estas medidas es evitar que se implanten en la región las bandas latinas. “Un objetivo que hasta ahora hemos conseguido con la detención desde 2012 de 433 personas relacionadas con estos grupos”, ha remarcado.

Fuente: