La FTSP-USOCV. Se ha reunido con el Secretario Autonómico de la Consellería de Justicia de la Generalitat Valenciana.

Reunion valencia 06 09 16

Ayer martes, 6 de septiembre el Secretario General de la FTSP-USOCV Juan Fresneda y la Vocal de la Ejecutiva Mila Albert se han reunido con Ferrán Puchades, Secretario Autonómico de la Consellería de Justicia de la Generalitat Valenciana.

MOTIVO

El concurso de seguridad vence a final de año, y ya existen rumores, de que las plicas, van a salir, como vulgarmente se dice, ‘a precio’.

Esto ha venido sucediendo en esta Consellería desde tiempos inmemoriales, siendo un feudo inexpugnable para las empresas que cumplen con el Convenio Colectivo Estatal de las Empresas de Seguridad, puesto que al ser determinante el precio de licitación ‘MAS BAJO’, solo han entrado año tras año, empresas pequeñas, de poca solvencia, en muchos casos PIRATAS, que como es lógico terminan cerrando, haciendo pasar a los vigilantes un autentico calvario, demandando en los juzgados de lo social, para acabar cobrando algo de lo que se les adeuda en el FOGASA.

A modo de ejemplo de estas empresas:  RODHUR, CETSSA, CECA, etc.

En la reunión mantenida con el señor Puchades, hemos vuelto a hacer hincapié en la nueva Directiva del Parlamento Europeo respecto de la contratación pública (2014/24/EU), para que se tenga presente. Ademas hemos aportado las enmiendas presentadas al borrador de la futura ley de la Generalitat Valenciana, para el Fomento de la Responsabilidad Social y un ejemplo de concurso, más que aceptable (metro y tranvía de Valencia), por si pudieran copiar algo de las condiciones del mismo.

Esperamos que este trabajo, no caiga en saco roto, y no se olviden que desde la FTSP-USOCV, vamos a continuar el trabajo empezado, para hacer ver a esta Administración Pública, que tienen que trabajar los concursos, para que sean socialmente responsables y de calidad.

Y que no sea el vigilante como siempre, un trabajador como cualquier otro con una familia y unas obligaciones a sus espaldas, el que pague los platos rotos en este continuo desdén con el que se afronta la ‘contratación pública’ a la hora de contratar servicios de seguridad privada para sus instalaciones.