La Guardia Civil reforzará las centrales nucleares ante sabotajes, atentados y ciberataque

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que modifica la normativa sobre protección física de las instalaciones y los materiales nucleares, y de las fuentes radiactivas, con el fin de reforzar la protección contra posibles sabotajes o atentados en las centrales nucleares y en aquellas instalaciones nucleares que en el futuro se determine por Ley, como el ATC.

Para ello, mediante este Real Decreto se establece la implantación, de forma permanente, de una unidad de respuesta inmediata compuesta por personal de la Guardia Civil dentro de estas instalaciones.

El coste de la implantación de estas unidades de respuesta de la Guardia Civil será asumido por los titulares de estas instalaciones mediante la aplicación de una tasa creada por la Ley del 21 de septiembre de 2015, que modifica parcialmente Ley General Tributaria.

Estas unidades de respuesta, que estarán en coordinación permanente con los servicios de seguridad privada existentes en estas instalaciones, se implantarán progresivamente en todas las centrales nucleares en el plazo de cuatro años.

Uso de medios informáticos

Asimismo, con el objetivo de reforzar la protección de las instalaciones nucleares, en este caso frente a eventuales ciberataques, mediante este Real Decreto se introduce la descripción de los medios informáticos que han de ser empleados como parte del contenido que debe recoger el Plan de Protección Física de la instalación.

Por último, se establece que en los Planes de Protección Física se integrarán los Planes de Protección Específicos previstos en el Reglamento de Protección de Infraestructuras Críticas.