La Seguridad Social da la vigilancia de sus sedes en Ciudad Real a una empresa denunciada por Empleo

 

El departamento de Fátima Báñez adjudica la vigilancia de sus locales a una empresa ‘low cost’ vinculada a Miguel Ángel Ramírez, conocido como el ‘capo’ de la seguridad privada, que aplica un convenio anulado dos veces en los tribunales, a instancias del propio Ministerio.

La vigilancia de los centros dependientes de la Tesorería General de la Seguridad Social y del Instituto Nacional de la Seguridad Social en la provincia de Ciudad Real estarán en manos del ‘capo’ de la seguridad privada durante el próximo año, tras la adjudicación del contrato a Marsegur, del conglomerado patronal Acosepri, al que está ligado el empresario canario Miguel Ángel Ramírez

Un contrato que acaba de ser adjudicado a esta empresa, sobre la que pesan cientos de denuncias por incumplimientos laborales y alrededor de doscientas actas de infracción de la propia Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social, y a la que el mismo Ministerio de Empleo ha denunciado ante la Audiencia Nacional por su convenio colectivo, anulado dos veces en los tribunales. 

Antecedentes que no han impedido que esta empresa ‘low cost’, conocida en el sector por ‘dinamitar’ los concursos públicos con sus ofertas a la baja, gracias a contar con un polémico convenio colectivo muy por debajo del estatal del sector en materia salarial y en derechos de sus trabajadores, se haya hecho con un nuevo contrato en Castilla‑La Mancha. 

Adjudicación que sorprende más aún después de que el propio Ministerio de Empleo, al frente del cual se encuentra Fátima Báñez, denunciara ante la Justicia las prácticas de estas empresas, y de las medidas que desde otros ámbitos de la Administración se han venido tomando al respecto para rescindir los contratos ya en marcha. 

En este sentido, cabe recordar que el beneficiario de este contrato es el mismo empresario al que el Ministerio de Defensa adjudicó en su día la vigilancia de sus sedes, entre las que se encontraba el Museo del Ejército, en Toledo. Un centro cuyos trabajadores protagonizaron un paro de dos días el pasado mes de septiembre, tras la adjudicación del contrato de vigilancia y seguridad por parte del departamento de María Dolores de Cospedal a la empresa Marsegur. Los incumplimientos y las continuas denuncias llevaron hace dos meses a Defensa a iniciar los trámites para rescindir el contrato con esta empresa, elegida en un primer momento por haber presentado la oferta más barata. 

Misma medida por la que también optó la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, que en un primer momento adjudicó el servicio a otra de las empresas vinculadas a Ramírez, Sinergias Seguridad, pero terminó “expulsándola” tras comprobar el incumplimiento del convenio estatal y las malas prácticas de la empresa con los trabajadores. 

Pero tampoco hace falta buscar ejemplos en otras administraciones, puesto que la propia Tesorería General de la Seguridad Social ha excluido a Marsegur de diversos concursos de adjudicación de la vigilancia de sus sedes en otras provincias. Huelva, Alicante, Valencia o Murcia son algunos de los territorios en los que las empresas del ‘capo’ de la seguridad privada no han tenido opción de hacerse con estos contratos. 

Sin embargo no ha sido el caso de Ciudad Real, donde los órganos de contratación de la Tesorería General han optado sin dudarlo por la oferta más económica. Así, con un presupuesto base de licitación que ascendía a 363.069,69 euros han visto en la rebaja superior al 15 por ciento presentada por Marsegur una ‘ganga’, y se lo han adjudicado por 307.447,41 euros.  

Fuente: periodicoclm.es

A %d blogueros les gusta esto: