Los negocios del centro comercial Porta Nova niegan que la Policía Local vigile el recinto

Languidece el centro comercial Porta Nova, carro del que siguen tirando como supervivientes el supermercado de la cadena Gadis y uno de los establecimientos de la firma Novalux Óptica. Los propios negocios salen ahora a la palestra tras el intercambio de reproches entre el sindicato USO y el Concello de Ferrol a cuenta del servicio de vigilancia.

Verónica Alarcón, gerente de la óptica de la planta baja, afirma que el recinto de O Inferniño no ha llegado a contar con una presencia activa de la Policía Local. «No es cierto; antes de que colocaran a las ordenanzas, venían a abrir y cerrar el centro, pero nunca estuvieron allí», relata a Ferrol360.

De este modo, descarta la tesis municipal según la cual «los turnos de seguridad se complementan con los policías locales». En paralelo, lamenta que esté «pagando por una seguridad privada que no me están dando» ante el conflicto laboral de la anterior concesionaria y el retraso en la adopción de la solución definitiva por parte del consistorio.

«Fui a preguntar sobre la seguridad y me dijeron que se iba a resolver en días, pero seguimos así», indica Alarcón en alusión a un encuentro de «la semana pasada». La gerente añade que en la actualidad, «en teoría, abren y cierran las ordenanzas, pero solo de lunes a viernes». Sobre la ausencia de la Policía Local, admite que le parece «lógico porque no es su función».

fuente: ferrol360.es