Madrid adjudica a dedo la vigilancia de 12 hospitales a una exconcejala del PP

Según publica 

La empresa comunicó a Sanidad que rescindía el contrato porque no le salían las cuentas. La comunidad ha tenido que sacar urgentemente nuevos contratos y se los ha dado a la misma firma.

Pero da la casualidad de que la empresa que ha renunciado al servicio es la misma que ahora se ha llevado los contratos de los 12 hospitales, Ariete Seguridad.
Para explicar esta rocambolesca decisión hay que irse al origen del contrato. A finales de 2013, el Servicio Madrileño de Salud (Sermas) adjudicó en cuatro lotes “la vigilancia y seguridad de los centros de atención especializada”. Dos lotes se los llevó la empresa Alerta y Control y los otros dos (que incluyen estos hospitales) la firma Ariete Seguridad por 16,6 millones de euros. El contrato venció en noviembre de 2016 pero permitía tres años de prórrogas, que se han ido aplicando.