Miles de vigilantes de seguridad, hasta 10.000 según algunos sindicatos convocantes, han salido hoy a la calle para demandar a la patronal un convenio colectivo justo, con mejoras salariales y laborales, en una jornada en la que continúa la huelga en la empresa Novo Segur, antigua Marsegur.

Los sindicatos mayoritarios en el sector -UGT, CCOO y USO– han organizado hoy concentraciones en la mayoría de las capitales españolas con el lema “Hacia un convenio de avance” para demandar a la patronal, con la que negocian actualmente el convenio, que acepte mejoras, como incrementos salariales o jubilaciones anticipadas, según han relatado a Efe.

En Madrid se han congregado más de mil personas, según UGT y USO, y hasta 2.500 según Comisiones Obreras, a las que se han sumado varios cientos en ciudades como Barcelona, Valencia o Zaragoza, sumando hasta 10.000.

Por este motivo las tres centrales están satisfechas y esperan que la patronal atienda las reivindicaciones que llevan meses transmitiendo.

La próxima reunión de la mesa del convenio es el jueves, en una negociación que discurre de forma paralela a las reuniones del grupo de trabajo sobre el sector de la seguridad privada en infraestructuras públicas de transporte terrestre, aéreo y marítimo y sensibles para la seguridad ciudadana, en la que hay representantes de la Administración, sindicatos y patronal.

Las principales organizaciones sindicales pidieron la creación de este grupo de trabajo a raíz de la huelga de los trabajadores de la empresa Eulen que se encargan de los controles de seguridad en el aeropuerto barcelonés de El Prat, que provocó a los pasajeros largas esperas, y los anuncios de otros conflictos similares en la seguridad privada.

El responsable de Seguridad Privada de UGT, Diego Giráldez, ha incidido en declaraciones a Efe en la necesidad “de un cambio de modelo en España, tanto desde el ámbito patronal como desde los clientes públicos y privados”, hacia la calidad y la dignificación, y más en un momento de alerta antiterrorista como el actual.

Precisamente, esta es la idea que UGT está transmitiendo ya a los grupos del Congreso de los Diputados, con los que espera reunirse en las próximas semanas para que su situación se trate en la Cámara Baja.

Desde Comisiones Obreras, Daniel Barragán ha celebrado el éxito de la convocatoria de hoy y ha confiado en que sirva para que la patronal mejore propuestas como la oferta de subir los sueltos únicamente un 1,5 %.

En la misma línea, Basilio Alberto Febles ha considerado que ya es hora de mejorar las condiciones salariales y laborales de los vigilantes.

En cuanto al segundo día de huelga convocada por estos tres sindicatos en Novo Segur, antigua Marsegur, los tres dirigentes sindicales han asegurado que el seguimiento ha sido masivo.

UGT, CCOO y USO han convocado cinco días de huelga, desde el 23 hasta el 27 de octubre, en esta empresa que denominan “pirata” o “low cost” (de bajo coste) para denunciar que sus profesionales no pueden acogerse al convenio colectivo y cobran aproximadamente un 30 % menos que la media, y además lo hacen con retraso.

Fuente: elconfidencial.com