Nota informativa sobre la renuncia de Serramar en el CETI de Melilla

logoftsp-usoCRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

Serramar anuncia que renuncia a su contrato de vigilancia en el CETI de Melilla

 “La empresa de seguridad Serramar han tomado la decisión de renunciar al contrato de vigilancia en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI). El director de la empresa, Jesús Nagore, explicó a El Faro que por el bien de sus trabajadores en el centro y a causa de los problemas económicos de la empresa han tomado esta determinación y así se lo comunicaron recientemente al Ministerio de Trabajo. El cese del contrato se produce mucho antes de la finalización de la vigencia del mismo”.

 Lo ocurrido en SERRAMAR MELILLA en el día de ayer era algo que la USO ya había anunciado hace meses, y ello le costó la interposición de dos querellas contra el Secretario General de la FTSP-USO, Antonio Duarte, por parte de esta empresa: una en la Ciudad Autónoma de Ceuta y, otra, en la C. A. de Melilla.  Y todo para acabar, en un caso, con la rescisión del contrato a la empresa en cuestión por parte de la Administración y, en el otro caso, con la renuncia del contrato por parte de la propia SERRAMAR para cedérselo a otra compañía del sector, por no poder hacer frente al pago de las nóminas de los trabajadores.

Quienes han asumido el mayor coste han sido, como siempre, los trabajadores del CETI de Melilla y sus familias (impagos de pluses, retrasos en el cobro de las nóminas y un largo etcétera) por la enorme temeridad de una Administración que no dudó en contratar la prestación de servicios de seguridad y vigilancia en un centro de trabajo tan sensible y delicado como es el CETI a una empresa que no cumple con la legalidad vigente. Circunstancia agravada por el conocimiento que tenían de las malas prácticas de la empresa contratada los responsables de dichas administraciones. Todo este padecimiento pudo y debió haberse evitado desde un principio.

La USO continuará denunciando a todas aquellas empresas que no cumplan con sus obligaciones sociales, laborales y económicas, pues los hechos siguen dándonos la razón.

A %d blogueros les gusta esto: