Parece que la integridad física de los vigilantes si que le preocupa a alguien .

Autorizan un nuevo concurso de seis millones de euros para el servicio de vigilancia y seguridad de los Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM), que se preocupa por la integridad física de los vigilantes

Entre las nuevas exigencias que se incluirán en el nuevo contrato, destacan las mejoras en la dotación de los materiales de seguridad de los vigilantes o guardias de seguridad que prestan el servicio, chalecos antipinchazos con material reflector para todos los empleados contratados en este servicio, o guantes anticortes, entre otros.

Además, las patrullas nocturnas de cierre y apertura de estaciones se duplican y se aumentan con la de la línea Palma-UIB y los vigilantes embarcados en trenes durante las circulaciones pasan de cuatro en días laborables y cero en festivos a siete, tanto en un caso como en el otro.

Finalmente, se dota de vigilantes de seguridad fijos, un total de ocho, a los servicios especiales con motivo de fiestas populares. Durante los fines de semana de los meses de julio y agosto las circulaciones nocturnas se dotarán con cuatro vigilantes.

La dotación anual del servicio pasa de 1.021.104 euros a 2.032.290 euros en el nuevo contrato.

Ver más en: 

“Aplaudimos esta decisión, que se preocupa por la integridad física del vigilante aumentando en lo posible su seguridad” y no solo por la cuenta de resultados económicos a final de año.