Protestas por el colapso en los filtros de seguridad de Lavacolla. (Santiago)

aeropuertoaerp lavacollaLos pasajeros denuncian que solo se habilita uno de los cuatro arcos // En AENA achacan la situación a los ajustes por la temporada de verano.

El final del invierno no se ha notado en el clima, pero sí en el incremento del número de vuelos en el aeropuerto de Lavacolla. Las compañías incrementan sus ofertas con el cambio de temporada, y el número de usuarios de la terminal también sube.

Y ahí se produce el problema, según denunciaron varios pasajeros a través del portal Aeronoticiario SCQ. La queja se centra, según afirman, en que a pesar de que la nueva terminal compostelana cuenta con cuatro filtros de seguridad con sus correspondientes arcos detectores de metales, habitualmente solo está operativo uno de ellos, lo que provoca retrasos considerables a la hora de embarcar.