Reunión anual de la Comisión Nacional de Seguridad Privada.

Foto2El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, ha inaugurado hoy la reunión anual de la Comisión Nacional de Seguridad Privada, órgano consultivo que él preside y que está adscrito a la Secretaría de Estado de Seguridad.

A este encuentro, desarrollado en el Complejo Policial de Canillas, han asistido algo más de medio centenar de representantes de la Administración, tanto estatal como autonómica, y del sector de la seguridad privada.

 El director de la Policía ha destacado el importante papel de la seguridad privada en España, que se ha convertido en una pieza fundamental no sólo por su aportación a la seguridad de todos los ciudadanos sino también como motor de la economía. El Sr. Cosidó ha señalado que “la seguridad pública y privada afrontan nuevos  retos en materia de colaboración” con la entrada en vigor de la nueva ley de Seguridad Privada dentro de 15 días.

Precisamente esta reunión ha abordado la reforma normativa necesaria tras el desarrollo reglamentario de la nueva ley.

Mejora y eficiencia de la seguridad pública

Los asistentes a esta reunión anual de la Comisión han analizado también la puesta en marcha de la segunda fase del Plan Estratégico SEGURPRI, que comprende el periodo 2014-2015 y cuyos objetivos son la completa implantación de la Administración Electrónica, el aumento de la colaboración nacional e internacional y el Programa Reforma sobre el marco normativo. Objetivos que promueven la modernización e impulsan la eficiencia y el ahorro.

Foto1Otra de las iniciativas conjuntas que inciden en una mejora y eficiencia de la seguridad pública es el denominado Plan RED AZUL, al que ya se han adherido más de 600 empresas, y que ha favorecido el incremento en un 83% de la colaboración del sector privado con la Policía Nacional durante el pasado año.

Actualmente existen casi 1.500 empresas de seguridad y despachos de detectives autorizados, 988 centros de formación y 560 departamentos de seguridad.

En total hay más de 297.000 habilitaciones de personal que incluyen vigilantes de seguridad, vigilantes explosivos, escoltas privados, jefes de seguridad, directores de seguridad, detectives o guardas.

Durante este encuentro se han analizado también las inspecciones realizadas en el sector de la seguridad privada por parte de la Policía Nacional. Estas inspecciones se han incrementado en un 96% durante el pasado año y han motivado la imposición de 723 sanciones, la mayoría por intrusismo empresarial y laboral y comunicados de falsas alarmas. En esta reunión, la Comisión Nacional de Seguridad Privada ha apostado también por reforzar la estrategia de lucha contra el intrusismo intensificando las inspecciones a través del nuevo Plan Nacional.

A esta importante reunión ha asistido Antonio Duarte, Secretario General de la FTSP-USO.

A %d blogueros les gusta esto: