Serramar no paga

serramarEl desánimo ha ganado adeptos entre los diez vigilantes de seguridad que Serramar mantiene contratados en Melilla. Los trabajadores acumulan ya tres meses sin cobrar y la empresa promete y promete, pero no paga.Estos diez empleados no son los únicos que tienen los ojos puestos en Serramar. Los 41 vigilantes del CETI también continúan a la espera de que la compañía les abone las dos mensualidades que les dejó de pagar antes de pasar a formar parte de la multinacional mexicana GSI que, conocedora de las dificultades económicas de la plantilla, ha accedido a conceder adelantos de sueldos incluso a trabajadores que no tienen contrato fijo, lo que les ha dado esperanzas en torno a su estabilidad laboral.

De lo sublime a lo ridículo
A preguntas de El Faro, vigilantes del CETI explicaron ayer a este periódico que los 41 ex empleados de Serramar que se han quedado en el Centro de Estancia Temporal con la empresa GSI lo han hecho porque llevan muchísimos años trabajando en el CETI, incluso con otras compañías como Securitas. “No es cuestión de suerte. Somos trabajadores subrogados”, aclaran.

Mientras esta parte de la plantilla empieza a ver luz al final del túnel, los vigilantes de seguridad que continúan con Serramar siguen sin cobrar, pese a que desde la empresa les aseguran que están a la espera de ingresar facturas para abonarles el sueldo. Sin embargo, ellos creen que la compañía tiene las cuentas en números rojos y todo el dinero que entra se va a la misma velocidad con la que es ingresado.

Serramar no paga. Eso no es un secreto en Melilla. Sin embargo, fuentes cercanas a la empresa afirman que aún así siguen recibiendo ofertas de trabajadores dispuestos a incorporarse a la plantilla aunque no les paguen en varios meses, “sólo por tener un trabajo”.

Fuente: elfarodigital.es

A %d blogueros les gusta esto: