Suma y sigue ‘Administración Pública que oferta un servicio por el precio mas bajo’ y ‘zas’ llega la empresa pirata ad hoc.

Los sindicatos vienen denunciando esta situación desde hace años, meses y semanas, la situación económica y laboral que están sufriendo los vigilantes de seguridad privada en general y en este caso en particular de la empresa ‘Templar Seguridad’, que prestan servicio en el conocido como Edificio Negro, que alberga varias delegaciones de la Junta de Andalucía clama al cielo.

Los trabajadores no cobran sus nóminas desde noviembre y han acusado a Templar, adjudicataria del servicio desde el pasado mes de mayo, de propiciar “graves deficiencias” en materia de seguridad en el inmueble por “falta de personal”, lo que ha motivado que haya “turnos sin cubrir y turnos dobles, llegando a realizarse 24 horas de forma continuada”. Los vigilantes ya han denunciado en anteriores ocasiones los impagos de la empresa y la falta de algunos equipamientos básicos para poder desarrollar su trabajo.

Templar no abona los salarios a los nueve trabajadores que prestan el servicio desde noviembre y que no tiene “ningún tipo de interés ni voluntad por solucionar la situación”. “Esta empresa no ha cubierto las bajas de estos trabajadores desde la citada fecha con la consiguiente carga de trabajo para el resto y la situación ha llegado a ser límite durante esta última semana”.

Señalan que “hay turnos sin cubrir y exceso de carga de trabajo con turnos dobles” y ha criticado que “el trabajo que desarrollan tres vigilantes de seguridad durante la mañana, que es cuando se produce la máxima actividad del edificio, solo lo están haciendo dos trabajadores, y en el caso de la tarde, en vez de haber dos vigilantes, sólo hay uno”. Durante el servicio, estos trabajadores realizcan con carácter general la supervisión de accesos, cámaras o escáneres, además de realizar rondas, entre otros cometidos.

“El pasado jueves, 14 de enero, pudimos verificar insitu que una compañera vigilante de seguridad se encontró sin relevo una vez finalizado su servicio, por lo que tuvo que continuar en el turno de tarde. Además de doblar su turno esta trabajadora, lo hizo sola, cuando debe de haber dos vigilantes en el turno de tarde”, la empresa no tomó ninguna medida ante la situación ni respondió a la llamada de la trabajadora. “Nos consta que una unidad de seguridad privada se personó y levantó acta de incidencias, y que la policía autonómica una vez notificada la incidencia ha levantado la correspondiente acta. Nos consta también que la Junta de Andalucía lleva tiempo intentando solucionar el problema y está al día de la problemática”, añade el portavoz sindical.

Desde los sindicatos se solicita la rescisión del contrato de Templar Seguridad y la regularización de estos nueve vigilantes de seguridad para solucionar además “los problemas que en materia de seguridad privada se vienen cometiendo en este edificio, medidas de seguridad que dada la situación del país no se deberían de descuidar”. También han señalado que firmas como Templar Seguridad, perteneciente al Grupo Marsol, no deberían por sus antecedentes participar en ningún concurso público. “Son muchos los trabajadores en conflicto con el Grupo Marsol, profesionales que sufren las malas praxis de empresas sin escrúpulos que consiguen contratos públicos solo por que cobran más barato que las demás por prestar el servicio y luego no pagan a sus trabajadores”.

“¿Cuando piensan los entes públicos poner fin a este sufrimiento de padres y madres de familia dejados en manos de empresas Pirata que se aprovechan de la dejadez de los estamento públicos en nuestro pais”?.

Integral Canaria, Marsegur, Alcor, Sinergias, Halcon, Viriato, Machin, Alerta y Control, LPM, SH,  Serramar, SEN, Damaterra, Bizala, Provinen, Prosernorsa, CECA………..¿Seguimos?.

AJP , Artys, Compañía Integral de Seguridad, Enerpro, Explosivos Seguridad, FBS, Invico, Malaca, Protelsur………. ¿Seguimos?.

¿Pero de verdad que esta lacra no tiene solución?.

Fuente: laopiniondemalaga.es