Vigilante de Seguridad, de 1100 euros a 700 de un plumazo.

 

Vigilantes de seguridad de centros de acogida públicos denuncian que cobran hasta un 40% menos: “Hacemos el mismo trabajo por mucho menos dinero”

El Ministerio de Empleo ha adjudicado la vigilancia de varios centros de acogida a empresas que están reventando los precios con su convenio colectivo. Estas empresas aplican condiciones laborales nuevas sin tener en cuenta su antigüedad y condiciones anteriores. Según los sindicatos, esta práctica afecta a 3.000 vigilantes. Aseguran que es ilegal y lo están llevando ante los tribunales.

Un vigilante de seguridad oculta su identidad por miedo a quedarse sin empleo y comenta: “hacemos el mismo trabajo por mucho menos dinero

La empresa para la que trabaja ha conseguido el concurso público del Ministerio de Empleo tirando los precios.”Las horas son las mismas, pero perdemos una media de 500, 600 euros al mes” vuelve a afirmar el vigilante de seguridad.

Le han aplicado unas nuevas condiciones laborales, ha pasado de ganar unos 1100 euros a 700 por trabajar 162 horas al mes.

En la cartera de Báñez, ministra de Empleo y Seguridad Social del Gobierno de España, aseguran que están atentos por si se comete alguna irregularidad pero que se está respetando la ley. No es lo que piensan los sindicatos.

“El ministerio como contratista principal tiene el deber de ser garante de que las empresas que contrata cumplen la legalidad” .

Lo mismo le sucede a otro vigilante que trabaja para una administración pública distinta. La empresa que ganó el concurso es conocida por sus salarios ‘low cost’. “Es un cambio de sueldo brutal y en mi casa solo trabajo yo, mi mujer esta recibiendo un subsidio de empleo que son 257 euros”lamenta.

El artículo 14 del convenio estatal de las empresa de seguridad es muy claro, se deben mantener todos los derechos laborales reconocidos en la anterior etapa laboral

“Pero ellos inmediatamente, no respetando las cláusulas que garantizan ese cobro del salario, empiezan a aplicar su propio convenio que rebaja hasta un 30 o 40 % fuera de lo normal” 

Según los sindicatos, estas prácticas afectan a 3.000 trabajadores en el sector, vigilantes que han pasado a cobrar casi el salario mínimo interprofesional de un día para otro.

Fuente: lasexta.com

A %d blogueros les gusta esto: