Vigilantes de Defensa se manifiestan en segundo día de huelga en Marsegur

Los vigilantes de Marsegur, que prestan servicio sobre todo en centros de Defensa, secundan “masivamente” la huelga para mejorar sus condiciones, según los convocantes, y unos 300 se han concentrado en el hospital militar Gómez Ulla para que las administraciones públicas no contraten a este tipo de empresas.

Fuentes de la dirección de Marsegur han detallado que están analizando “uno por uno” los 1.200 puestos de trabajo, porque “ha habido coacciones” por parte de los huelguistas y “algunos trabajadores solo han ido a trabajar unas horas”.

 Por su parte UGT, Comisiones Obreras y USO, sindicatos mayoritarios convocantes de las jornadas de huelga de ayer y hoy en Marsegur, han asegurado que, a falta de cerrar cifras, el seguimiento ha vuelto a superar el 80 % e incluso en algunos centros ha llegado al 100 %. Al igual que ayer, no se han registrado incidentes relevantes.

Por su parte, la empresa ha asegurado que el seguimiento no ha sido mayoritario, aunque sí han hecho huelga muchos de los trabajadores de los servicios más representativos.

A mediodía varias decenas de vigilantes, unos 300 según los sindicatos, se han manifestado frente al hospital militar Gómez Ulla de Madrid con la pancarta: “Marsegur=Explotación laboral. Contratación pública decente. ??¡Fuera ya!!!”, para demandar que las instituciones públicas no contraten a este tipo de empresas “pirata” o “lowcost”, que no aplican el convenio colectivo.

El responsable de Seguridad Privada en UGT, Diego Giráldez, ha subrayado que además Marsegur no paga puntualmente la nóminas a sus empleados y “algunos están en exclusión social”, por lo que ha trasladado a los partidos que precisamente hoy se reúnen en la Comisión de Defensa del Congreso la necesidad de que tanto Defensa como otras instituciones públicas “rescindan el contrato” con esta firma.

En la misma línea que defienden CCOO y USO, Giráldez apremia a “un cambio de modelo en seguridad privada, con estándares de calidad y sin concesiones al más barato”, ya que “la seguridad privada complementa la seguridad ciudadana y merece un reconocimiento, sobre todo en las condiciones actuales” de alerta antiterrorista.

Daniel Barragán, de CCOO, se ha mostrado satisfecho con el seguimiento “casi del 100 %” de la huelga, aunque sorprendido por el hecho de que “se haya intentado boicotear poniendo en algunos accesos a personal militar”.

Para Basilio Alberto Febles, de USO, el seguimiento de la huelga tanto en Madrid como centros de Galicia, Valencia, Baleares o Asturias, da impulso a la necesidad de rescindir los contratos públicos a empresas como Marsegur.

UGT y CCOO asistirán mañana a la segunda reunión del recién creado grupo de trabajo que abordará la situación del sector en las infraestructuras públicas, en el que participan cuatro ministerios y la patronal. Allí hablarán de Marsegur y tratarán de mejorar la situación de todo el sector.

Mientras esta reunión transcurra dos colectivos de vigilantes prevén reunir en la calle a más de 3.000 trabajadores en una manifestación que discurrirá entre la Puerta de Alcalá y la sede del Ministerio de Trabajo en la plaza de San Juan de la Cruz de Madrid, con el objetivo de que se convoque una huelga general en todo el sector.

Ya el jueves hay convocada una nueva reunión de la mesa de negociación del convenio colectivo de la que los sindicatos esperan conseguir mejoras sobre la propuesta “regresiva” que hizo la patronal hace meses. 

Fuente: lavanguardia.com

A %d blogueros les gusta esto: