269 vigilantes y 83 auxiliares de seguridad privada del Sevilla, además de 25 vigilantes más del Betis, para la seguridad del derbi sevillano

Casi 400 policías nacionales, ademas formarán parte del operativo 269 vigilantes y 83 auxiliares de seguridad privada del Sevilla, además de 25 vigilantes más del Betis.

Un total de 380 agentes de la Policía Nacional, cincuenta de la Policía Local y efectivos de otros servicios participarán en el dispositivo de seguridad del partido Sevilla-Betis, declarado de alto riesgo y que se juega el martes en el Ramón Sánchez-Pizjuán, en la vuelta de octavos de final de Copa.

Se completa con una unidad de la Policía adscrita a la Comunidad Autónoma Andaluza, encargada de evitar la reventa de entradas; cuarenta funcionarios municipales del Cuerpo de Bomberos, Protección Civil y Parques y Jardines; y dos unidades de Emergencias Sanitarias del 061, informó en un comunicado la Delegación del Gobierno en Andalucía. También formarán parte del operativo 269 vigilantes y 83 auxiliares de seguridad privada del Sevilla, además de 25 vigilantes más del Real Betis, que en este caso acompañarán a los 850 aficionados del club verdiblanco que se trasladarán en grupo hasta el estadio sevillista.

Los policías nacionales pertenecen a las unidades de Intervención Policial, de Prevención y Reacción, Caballería, Guías Caninos, desactivación de explosivos (Tedax), Helicóptero y Motos, con el refuerzo de la Brigada Provincial de Información. La Policía Local de Sevilla controlará el tráfico, las vías de evacuación, la venta ambulante y la retirada de veladores. El dispositivo para este nuevo duelo sevillano comenzará por la mañana, según se ha acordado en la reunión de coordinación presidida este lunes por la subdelegada del Gobierno en Sevilla, Felisa Panadero.

La subdelegada felicitó a las Fuerzas y Cuerpos de la Seguridad del Estado y a la vigilancia privada de ambos clubes por su labor en el anterior derbi disputado el Día de Reyes, correspondiente a la ida de los octavos de final de la Copa del Rey y en el que no se registraron incidentes. Además, destacó la importancia de solicitar a los aficionados que lleguen con la suficiente antelación al estadio Ramón Sánchez-Pizjuán, que abrirá sus puertas dos horas antes del comienzo (20:30) del partido, ya que habrá controles exhaustivos a la entrada.
A la reunión también asistieron los delegados del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla en funciones, Francisco Díaz, y de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento, Juan Carlos Cabrera; el comisario de Seguridad Ciudadana; distintos responsables policiales; y representantes de ambos clubes, del 061 y de la Policía Local, entre otros.

Fuente: diariodesevilla.es

Share