A prisión, una pareja por arrastrar a una vigilante con el coche al fugarse

El matrimonio formado por A. I. F. y D. R. F. fue enviado ayer a la prisión de Zuera tras comparecer ante el juez de guardia de Zaragoza, por el episodio que protagonizaron el pasado sábado en el centro comercial Puerto Venecia, en el que arrastraron unos 100 metros a una guardia de seguridad mientras huían con el coche. Se daban a la fuga tras haber sido sorprendidos robando, aunque los compañeros de la accidentada y algún valiente vecino lograron darles el alto. La vigilante privada sufrió graves heridas pero ya ha sido dada de alta, según fuentes policiales.

El suceso tuvo lugar el pasado sábado, sobre las 14.40 horas, cuando los vigilantes del comercio de electrónica Media Markt observaron a la mujer, D. R. F., intentando hurtar móviles junto con una niña (su hija) y otro hombre. Para ello los cogían del expositor y los llevaban a un lugar apartado para quitarles las alarmas.

Cuando les llamaron la atención, el hombre salió huyendo a pie (el grupo de Homicidios continúa buscándole) y la mujer se dirigió con la niña al aparcamiento, seguida por el personal de seguridad. Allí le esperaba su marido, A. I. F., con su otro hijo menor, en el coche.

Los agentes lograron impedir que la mujer montase en el asiento delantero, pero tras meter a su hija en el trasero y tras un forcejeo, ella también logró montarse con los niños. Al cerrar la puerta con fuerza atrapó el brazo de la vigilante, que la tenía sujeta.

Comenzó entonces su huída por el párking y las cercanías del centro, con los niños en el vehículo, en la cual arrastraron a la mujer 100 metros por el suelo, causándole graves lesiones. Los compañeros de la víctima y un ciudadano en moto, entre otros vecinos, lograron cortarles el paso y pudieron ser detenidos.

Tras los interrogatorios policiales, asistidos por los abogados Marina Ons y Javier Notivoli, ayer fueron puestos a disposición judicial. El matrimonio, de nacionalidad rumana, fue enviado a prisión provisional, imputados por tentativa de homicidio, hurto y conducción temeraria.

Fuente: elperiodicodearagon.com