ADIF desprecia la seguridad privada de sus instalaciones en todo el territorio nacional en plena crisis por el Covid-19

LAS INSTALACIONES FERROVIARIAS DE TODO EL ESTADO SERÁN MENOS SEGURAS A PARTIR DEL DÍA 1 DE JUNIO TRAS LA REDUCCIÓN DE VIGILANTES QUE EJECUTARÁ ADIF.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera critica este recorte en seguridad que se sitúa en una merma cercana al 30% en el número de profesionales que prestan servicio de seguridad en estas instalaciones ferroviarias de todo el territorio nacional.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) antepone el ahorro de costes a la seguridad de los usuarios en plena crisis del COVID-19 con una reducción en patrullas y vigilancia en estaciones que en alguno de los servicios supone la supresión de un 50% de los efectivos.

Desde el sindicato ven inasumible que se garantice la seguridad habitual de las instalaciones y usuarios después de estos recortes, que ya era de mínimos hasta la fecha. Con lo que advierten que será “imposible e ineficaz” el control del cumplimiento de los protocolos sanitarios del COVID-19 según nos vayamos adentrando en “la nueva normalidad” y aumente el número de usuarios en el transporte público.

Iván Blanco, Secretario de Organización de la FTSP-USO critica esta reducción, la que califica de “irresponsable y temeraria”, instando a los responsables de esta empresa pública a que recapaciten y dejen sin efecto el recorte. 

Advierten que permanecerán vigilantes ante cualquier riesgo a la seguridad y salud de usuarios y los propios trabajadores al que dé lugar esta medida, reservándose el inicio las acciones legales que correspondan en cada caso.

Share