Clece Seguridad se encargará de vigilar las presas del Infierno y del Renegado en Ceuta.

La empresa Clece Seguridad, se hará cargo de la vigilancia y seguridad de las presas del Renegado e Infierno.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir le ha adjudicado el contrato durante un año al haber presentado la oferta económica más ventajosa, con la que obtuvo 95,80 puntos.
“Su oferta técnica, valorada con 15,80 puntos, destaca por un documento y contenido correcto”, se señala en la resolución de la Confederación.
Clece prestará el servicio durante un año por un importe de 322.351 euros (impuestos incluidos). Anteriormente, en 2014, la empresa que ganó el concurso fue Eulen Seguridad, aunque en aquella ocasión el importe de adjudicación fue de 650.076 euros (impuestos incluidos) porque el plazo de ejecución era de dos años.

También consiguió el contrato Eulen Seguridad en 2008, pero esa vez el importe fue inferior, 629.775 euros, y también por dos años.
La necesidad de contratación, se explica en el pliego de bases, se debe a “la situación de escasez del personal dependiente de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en Ceuta, para hacerse cargo de las labores de vigilancia”.

Esta responsabilidad, se explica en el pliego, debe ser llevada a cabo por dos vigilantes de seguridad, uno en la presa del Renegado y otro en la presa del Infierno durante las 24 horas del día, todos los días del año.

Fuente: elfarodigital.es

Share