¿Cómo se traslada una obra de arte?.

La figura del Correo es fundamental
La obra de arte, cuando supera los 30.000 euros, recibe el tratamiento, se cuida y se escolta por la Policía, como si de un jefe de Estado se tratara.

Los camiones están perfectamente climatizados, están aislados térmicamente y de todo tipo de vibraciones. A partir de este martes en el Reina Sofía podremos disfrutar de joyas como el ‘Guéridon’, de Braque; ‘Les deux figures (nus sur fonde noir)’, de Fernand Léger; ‘Senecio (Baldgreis)’, de Klee o ‘Composition no. I, avec rouge et noir’, de Piet Mondrian. Son obras que estaban en el Kunstmuseum de Basilea, y que han viajado a Madrid desde Suiza.

El valor económico total de las 61 obras de las dos colecciones privadas, cubiertas por la Garantía del Estado, asciende a 571.422.625,49 euros. La tasación de las 106 obras de la colección pública del Kunstmuseum, cubiertas por la misma garantía, asciende a 533.019.744,48 euros. El conjunto de las colecciones suma un valor estimado total de 1.100 millones de euros.

¿Cómo viaja una obra de arte?. En este caso cinco camiones han recorrido los más de 1.600 kilómetros que separan la tierra de Federer de la capital de España. El objetivo y la prioridad en todo momento es que la obra no sufra el más minimo deterioro. Por eso recibe el tratamiento, se cuida y se escolta por la Policía, como si de un jefe de Estado se tratara. Sus trayectos y sus paradas son secretos ya que la máxima protección viene de la discreción. La seguridad se dispara cuando sobrepasa los 30.000 euros.

El auge de las bandas organizadas, cada vez con mejores medios y formación, hace que la seguridad sea máxima en estos traslados de las obras de arte. Se vigila todo: como entran, como viajan y como salen. Los camiones están perfectamente climatizados, están aislados térmicamente y de todo tipo de vibraciones. Las más de 107 piezas han llegado al Reina Sofía separados, por motivos de seguridad, durante diez días.

Las cajas donde viajan las obras de arte se preparan con bastante anterioridad, ya que los cambios de temperatura o cualquier movimiento pueden resultar perjudiciales para las pinturas. Tanto es así que estas cajas deben pasar en vacío en torno a unas 24 horas dentro del museo de origen para aclimatarse a la temperatura del mismo. En su interior, tienen que llevar materiales de barrera antihumedad y amortiguadores de golpes y vibraciones. Además, se aplican los tratamientos aislantes e ignífugos preceptivos.

Eso en el interior de las cajas, pero los camiones también son especiales. Tienen que tener carrocerías blindadas, amortiguadores de golpes, trampillas elevadoras, paredes interiores con sistemas de agarre, sistemas de control de temperatura y humedad, de alarma y extinción de incendios, de alarma contra la intrusión y algunos llegan a tener un botón para avisar a la Policía.

La figura del Correo

En algunas ocasiones, siempre que se ha producido un robo, muy posiblemente era porque no existía la figura del correo. Es el hombre que cada prestador manda desde que la obra sale de un museo y que no se va hasta que la obra está colgada en el sitio reservado para su exposición. Los países fiman una garantía de Estado, a modo de seguro.

“Los correos que han venido del museo prestatario están con nosotros en todo momento, desde que llega la obra. La examinamos conjuntamente y firmamos un informe. Esa persona está presente hasta que la obra se deposita en el muro”, explicaba a El País, Manuela Gómez, restauradora del Reina responsable de la exposición.

Suele ser un especialista del museo o institución prestadora (generalmente pertenecen al departamento de restauración), que se convierte en la sombra de la pieza hasta que llega al lugar de destino. Lo habitual es que siempre viajen correos junto a las obras, pero el prestador puede prescindir de esta figura si así lo considera oportuno. En museos como el Prado es obligatorio. El correo es el absoluto jefe de la obra, y en caso de sospecha, puede parar el camión y obligar a que dé media vuelta.

El objetivo es que las obras de arte viajen por el mundo con todas las garantías.

Fuente: teinteresa.es