Continúa la polémica en el Teide (Tenerife) tras la denuncia de la FTSP-USO por intrusismo en la vigilancia de este Parque Nacional

Tras una denuncia a finales de 2018 del sindicato USO y la Asociación de Agentes Forestales y de Medio Ambiente de Canarias (AFMACAN) por intrusismo, la Guardia Civil advirtió a la empresa pública Tragsa de su supuesta irregularidad teniendo ésta que devolver a su personal al estado anterior.

Los trabajadores de Tragsa fueron “reconvertidos”, formados y uniformados como Guardas Rurales (Seguridad Privada).

Para muchos no queda claro si el Parque Nacional del Teide entraría o no en el ámbito de actuación del personal de seguridad privada pues según los contenidos previstos en la Ley que rige este sector, los guardas rurales en sus distintas especialidades ejercerán sus funciones en la esfera del ámbito privado.

Amplía esta noticia:

Share
A %d blogueros les gusta esto: