Damaterra deja de prestar servicio por impagos del Ayuntamiento.

 El Teatro Falla de Cádiz está desde ayer sin servicio de vigilancia y seguridad tras retirar la empresa que lo prestaba a sus trabajadores por los impagos del Ayuntamiento. De hecho, en la noche del viernes durante la celebración del espectáculo Toma Castaña ya el coliseo gaditano no disponía de este vigilante que controla los accesos al escenario por las puertas trasera y lateral y que permanece en la instalación durante las noches.

Fuentes del propio teatro han confirmado a CádizDirecto este hecho y que los trabajadores del mismo se percataron de la ausencia del vigilante cuando se acercaba el inicio del espectáculo. Tras realizar algunas consultas, desde la Dirección del Falla confirmaron que el trabajador no acudiría porque la empresa, Damaterra, al parecer había decidido dejar de prestar un servicio por el que el Ayuntamiento mantiene una importante deuda con ella.

La preocupación llegó entonces a estos trabajadores, ya que con una función inminente no habría ningún vigilante de seguridad que controlara los accesos traseros al escenario antes y después del mismo, cuando suele haber presencia de público intentando entrar para estar con los artistas. Además, tampoco habría nadie para realizar las labores de vigilancia en el coliseo durante la noche, servicio que también prestaba el trabajador de esta empresa.

Responsables del Falla trataron entonces de suplir esta ausencia con algún trabajador del propio teatro, a los que le pidieron que se quedarán en la puerta trasera, junto a ellos mismos, mientras trataban de buscar una solución a la situación que los propios empleados desconocen aún.

 Fuente: cadizdirecto.com

Share