El Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco ha regulado la concesión de menciones honoríficas en el ámbito de la seguridad privada en Euskadi.

Dia-seguridad-privada-Valencia

El Boletín Oficial del País Vasco publica hoy una orden de la consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, que establece la forma en la que el personal y las empresas de seguridad privada que sobresalgan en el cumplimiento de sus obligaciones podrán ser distinguidos con menciones honoríficas.

Estas menciones, que no comportan remuneración económica alguna, tendrán en cuenta circunstancias como la peligrosidad, penosidad, iniciativa profesional o trascendencia social de los actos meritorios y podrán concederse de oficio, a iniciativa de particulares, empresas y entidades relacionadas con la seguridad privada.

Los destinatarios de las menciones honoríficas podrán ser el personal de seguridad privada, las empresas, otras personas, instituciones, corporaciones, entidades o establecimientos públicos o privados, mientras que las categorías recogidas en la orden son las siguientes: condecoración honorífica, distinción honorífica, diploma y placa de honor.

La condecoración honorífica reconoce al personal de seguridad privada que sobresalga en el cumplimiento de sus funciones, especialmente en colaboración con la Ertzaintza, en situaciones de riesgo para su vida o integridad física, por evitar delitos graves, facilitar a la Ertzaintza información relevante para la seguridad o contribuir a la prevención o el esclarecimiento de delitos graves.

La distinción honorífica, también dirigida a este personal, premia las actuaciones humanitarias, las que contribuyan a la seguridad pública, evitar la comisión de delitos menos graves o facilitar a la Ertzaintza el esclarecimiento de delitos penales o infracciones.

El diploma reconoce a las empresas de seguridad privada que sobresalgan en la prestación o en la mejora de los servicios de seguridad privada, especialmente en colaboración con la Policía vasca, la promoción de políticas de formación permanente del personal de seguridad privada, la trayectoria y el prestigio de la empresa, entre otros aspectos.

La placa de honor, por último, está dirigida a las personas, instituciones, corporaciones, entidades y establecimientos públicos o privados que se hayan destacado por su contribución a la mejora de los servicios de seguridad privada en Euskadi.

La concesión de las menciones honoríficas corresponderá al viceconsejero de Seguridad, a propuesta de una comisión de evaluación.

Fuente: abc.es