El intrusismo al limite.

Un vigilante de seguridad detenido por tenencia ilícita de armas.

La empresa para la que trabaja puede enfrentarse a una sanción muy grave con una cuantía económica de entre 30.001 a 600.000 euros al tener a vigilantes de servicio armados pero sin la preceptiva licencia de armas.La Policía Nacional ha detenido el pasado 6 de agosto a un varón por la presunta autoría de un delito de tenencia ilícita de armas.

El pasado día 6 de agosto cuando se procedía a la inspección del servicio de seguridad del Depósito de Aguas, situado en la calle El Barbo de la capital pacense, por parte de agentes de seguridad privada del Cuerpo Nacional de Policía, contactan con el vigilante de Seguridad de servicio en dicho establecimiento, procediendo a comprobar que el mismo portaba y tenia en regla la documentación que todo Vigilante ha de llevar consigo como es su Tarjeta de Identidad Personal (TIP), y al estar armado su licencia de armas y la guia de la misma, en orden.
Al serle requerida dicha documentación manifiesta ante la sorpresa de los agentes actuantes, que no poseía tal licencia, por lo que procedieron inmediatamente a su detención como presunto autor de un delito de tenencia ilícita de armas, así con a la intervención del arma y la munición, propiedad de la empresa de seguridad para la que trabaja.

El Vigilante fue trasladado hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, tras las cuales fue puesto en libertad con cargos.

Fuente: hoy.es/badajoz

Share