El Tarajal (Ceuta) El paso del Biutz quedará cerrado a partir del viernes día 18 de marzo

Del 18 al 28 de marzo está previsto acometer una obra de acondicionamiento de unos accesos que propiciaría la deseada apertura del nuevo paso del Tarajal II.

El paso del Biutz parece que definitivamente está viviendo sus últimas horas, o al menos eso es lo que han manifestado algunas fuentes oficiales consultadas. Tal y como ha podido saber EL PUEBLO, el paso del Biutz será cerrado el próximo Viernes de Dolores, día 18 de marzo y el mismo, inicialmente, no se volverá abrir, siempre y cuando se culmine con una obra de adecentamiento de la zona que se quiere desarrollar entre los días 18 al 28 de marzo pudiéndose abrir desde ese mismo instante el demandado paso del Tarajal II, ya que según las fuentes consultadas, la intención es que el Tarajal II comience a funcionar a partir del próximo viernes día 1 de abril, hecho que contribuirá a mejorar significativamente las actuales condiciones de esta zona, antes de que se inicien los trabajos de remodelación integral de todo el área fronteriza va a acometer el Gobierno de España, según informó la Delegación del Gobierno al respecto.

Esta obra que se quiere llevar a cabo sería la del allanamiento de la zona que hoy por hoy se utiliza como aparcamiento en el exterior de los Polígonos del Tarajal, así como la instalación de una serie de mostradores y marquesinas, ya que esta zona se habilitará para el control de mercancía, no en vano ahí está previsto que se instale un dispositivo mediante el cual se controle las dimensiones de los bultos, que posteriormente deberían pasar por un nuevo control, esta vez de la Guardia Civil, en el que se contará con un escáner.

El objetivo que se pretende es que durante el mes de abril este paso de mercancías esté ya a pleno rendimiento, habida cuenta de los problemas que está generando, dadas las miles de personas que cada día utilizan este conducto para trasladar los fardos que con todo tipo de productos los porteadores trasladan a Marruecos.

Lo que preocupa hoy por hoy es el servicio de vigilancia privada con el que se quiere contar para el buen funcionamiento del nuevo paso del Tarajal II, ya que hasta la fecha la Ciudad no ha sacado a concurso dicho servicio para el que pidió presupuesto con el fin de poder redactar un pliego de condiciones técnicas y sacar a licitación el citado servicio.

Hay que recordar que la intención es poder contar con un total de 27 miembros de la seguridad privada entre vigilantes y auxiliares, quienes deberán realizar una labor específica de control de colas y mercancías. En este sentido, y puestos en contacto con diferentes empresas de seguridad privada afincadas en la ciudad, se ha podido saber que el presupuesto anual estimado para poder llevar a cabo el servicio requerido rondaría los 600.000 euros, ya que con este servicio de Seguridad Privada se lograría que el dispositivo de la UIP que actualmente controla el orden en el Biutz, pasaría a un segundo plano y se encargaría a otras cuestiones.

Fuente: elpueblodeceuta.es