La Administración y empresarios sin escrúpulos acaban con los vigilantes

 

 

La crisis del grupo Ombuds es la última de un sector estrangulado por concursos públicos en los que los precios ofrecidos difícilmente pueden generar beneficios. En la última lista de morosos de Hacienda aparecen 31 empresas del sector que deben unos 110 millones en total

«Entendemos que existe mala fe por parte de la empresa, al no declarar su situación concursal antes de formalizar el contrato y desconocemos si el Ministerio tenía conocimiento de estos hechos ya que, en caso afirmativo, puede enfrentarse a un posible delito de prevaricación», dice Basilio Febles, secretario general de la Federación de Trabajadores de Seguridad Privada del sindicato USO.

En total, las empresas del sector identificadas deben a Hacienda cerca de 110 millones de euros. La mayoría de ellas se encuentra en concurso de acreedores o liquidación desde hace años.

Entre otras aparecen en el listado Seguridad LPM (declarada en concurso en 2015), con una deuda de 20,3 millones; Halcón Empresa de Seguridad y Vigilancia (10,5 millones); Falcon (8,6 millones); Seguridad Integral Canaria (6,3 millones); Provinen Seguridad (6 millones); Gebisa Seguridad (5,4 millones); C7 Seguridad (3,9 millones); Vigilancia y Sistemas de Seguridad (3,2 millones)… 

Articulo de Alberto Ortín en Vozpopuli

Share
A %d blogueros les gusta esto: