La empresa que contrató a Cascos como asesor, en preconcurso de acreedores

Hacienda embarga las cuentas de la firma murciana Magasegur, que arrastra una deuda con la Seguridad Social de 2,6 millones de euros

La empresa murciana Magasegur, dedicada a la seguridad y en la que el fundador y actual secretario general de Foro Asturias fue contratado el año pasado como asesor, acaba de entrar en preconcurso de acreedores. La Agencia Tributaria ha embargado las cuentas de la compañía por una deuda con la Seguridad Social de 2,6 millones de euros. Unos 500 vigilantes en toda España están a punto de perder el empleo.

Poco antes de las autonómicas de mayo 2015 -en las que Foro Asturias sufrió un importante revés electoral-, Francisco Álvarez-Cascos se retiró de la presidencia del partido y puso al frente de la organización a Cristina Coto. Tras las elecciones y el verano, tal y como desveló LA NUEVA ESPAÑA, Álvarez-Cascos retomó sus negocios privados. Fue contratado por la empresa murciana Magasegur, implantada en todo el territorio nacional y que había recibido hasta la fecha cuantiosos contratos de administraciones vinculadas al PP, en especial de la Comunidad de Madrid cuando estaba controlada por Esperanza Aguirre. De hecho, de los 10 millones de euros que facturó en 2014, un total de 8,8 millones provenían de la comunidad madrileña.

Cascos volvía así a una actividad que dejó aparcada cuando ocupó brevemente la presidencia del Principado y cedió el control de sus empresas a su amigo el abogado Benigno Blanco, presidente del Foro Español de la Familia y exsecretario de Infraestructuras cuando Cascos era ministro del ramo. Magasegur, tal y como un portavoz de la compañía aseguró a LA NUEVA ESPAÑA, pagaba a Cascos para que éste les ayudara en su expansión por todo el Norte de España. En el momento en que este diario desveló la nueva ocupación laboral de Cascos, Foro y el PP habían llegado ya a un acuerdo para presentarse en alianza a las nuevas elecciones generales. Los socialistas relacionaron la nueva ocupación de Cascos en una empresa beneficiada por millonarios contratos en administraciones del PP con la alianza entre los populares asturianos y los casquistas.

Ramón Zalote, secretario general del sector de seguridad privada de USO en Murcia, duda de que Magasegur logre salir del concurso de acreedores y, de hecho, denuncia que ya se está efectuando una «verdadera mudanza» de servicios hacia otra empresa con vinculaciones con Magasegur. Zalote asegura que la clave de la situación en la que se encuentra la compañía es que acudía a concursos públicos ofertando precios muy por debajo del coste real para poder hacerse con el contrato. «Consiguen la adjudicación, pero van acumulando deudas (sobre todo con la Seguridad Social) y luego les explota en la cara», añade. Zalote culpa a la administración de adjudicar servicios de vigilancia por debajo del coste, «con lo que están ayudando a que se defraude a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria mientras ellos se hacen millonarios». El representante de USO subraya que en estos casos de empresas que viven de adjudicaciones del sector público las «vinculaciones políticas» resultan determinantes a la hora de hacerse con contrataciones millonarias.

Fuente: lanuevaespaña

Share