La FTSP-USO Andalucía advierte de la legalidad del servicio entre Policías y Vigilantes en el Ayuntamiento de Marchena, Sevilla.

USO expone en un comunicado que una vez que los vigilantes de la empresa IRIS, contratada por el Ayuntamiento de Marchena, comenzaron a hacer rondas junto a la Policía Local en los vehículos de este cuerpo para suplir las numerosas bajas, estos trabajadores han sido objeto de «descalificaciones» y acusaciones «injustas de intrusismo profesional, lo que ha llevado a un desprecio a los profesionales que llevan años demostrando constantemente su valor y profesionalidad».

La FTSP-USO Andalucía indica al respecto que «es del todo legal la licitación de un servicio de seguridad en una administración pública de carácter local para la prestación de servicios de seguridad privada en base a la custodia de edificios y hasta de rondas».

Es más; La Ley de Seguridad Privada 5/2014, de 4 de abril, establece en su artículo 5.a) como funciones del personal de seguridad privada ‘la vigilancia y protección de bienes, y establecimientos (…) tanto públicos como privados'», además, USO Andalucía señala que esta misma ley recoge «la participación (de los vigilantes) en la prestación de servicios encomendados a la seguridad pública complementando la acción policial».

Repercusión en medios:

  

En línea con la noticia anterior,

Los responsables de los Mossos d’Esquadra de la región policial de Barcelona trabajan ya con las asociaciones de empresas de seguridad privada para implicar a sus vigilantes en la batalla sin tregua que la policía catalana blande contra la multirreincidencia desde que entró en funcionamiento el denominado plan Tremall.

El citado plan y la implicación de la vigilancia privada son, sobre todo, una metodología de trabajo muy ambiciosa que con seguridad contará con el visto bueno de buena parte de los barceloneses. “Se trata de aprovechar al máximo las capacidades de unos profesionales formados, que tienen un trabajo concreto de vigilancia y a los que podemos implicar en la mejora de la seguridad de la ciudad”, indican a La Vanguardia fuentes policiales al corriente de los planes.

Fuente: 

Share