La FTSP-USO reacciona ante el aumento de agresiones al personal de seguridad privada personándose en las causas en representación del colectivo.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera (FTSP-USO) ya se encuentra personada como acusación particular en procesos judiciales como el iniciado por la agresión de un interno del centro de menores Santo Anxo de Rábade (Lugo) a una Vigilante de Seguridad.

La agresiones al personal de Seguridad Privada va en aumento año tras año, así como las consecuencias de las mismas en cuanto a las lesiones causadas a estos profesionales. Desde la FTSP-USO han asociado este aumento a una legislación descafeinada en cuanto a la Protección Jurídica de los Vigilantes de Seguridad y Guardas Rurales en ejercicio de sus funciones, así como la falta de medios de protección y defensa de los que disponen.

A esta problemática se suma la constante reducción de personal en los servicios para ahorrar costes, lo que conlleva que la mayoría de los servicios, incluso los más conflictivos, estén cubiertos por un solo profesional.

En cuanto a los Guardas Rurales encargados de la Vigilancia y Protección de los pósitos pesqueros entre otros servicios como los cotos de caza, instalaciones agropecuarias etc., son a menudo víctimas de brutales agresiones por parte de furtivos sin que habitualmente tengan consecuencias legales ejemplarizantes para los agresores.

La FTSP-USO ha tomado la decisión de que el personamiento en las causas por parte de la representación del colectivo no sea algo fuera de lo habitual. Iniciarán un seguimiento de los casos, sobre todo de los más graves, intentando formar parte de la acusación contra los agresores.