La Generalitat deja sin seguridad privada a cientos de empresas tras suprimir los servicios mínimos

La locura se ha instalado en la Generalitat catalana. Los Mossos funcionan como policía política. Y, en la jornada de huelga general convocada para este martes, cientos de empresas y propiedades privadas no podrán contar tampoco con la cobertura de sus servicios privados. Y no podrán hacerlo porque la Generalitat busca el caos y ha retirado los servicios mínimos en un sector clave como el de la seguridad privada.Lo ha hecho la Consejería de Interior. Y lo ha hecho por orden directa del consejero Joaquim Forn.
El documento ha llegado ayer mismo a las empresas del sector de seguridad privada. Y en el se detalla la no determinación de servicios mínimos para aproximadamente el 80% de los clientes de estas empresas. Es decir, para todos aquellos que no tengan una consideración de seguridad especial.

Así, se decreta el 100% de servicios mínimos para los servicios de escolta personal. Y del 90% para las instalaciones consideradas críticas (fábricas de armas, nucleares, petroquímicas, medios de transporte público, instalaciones de agua, gas o electricidad, bancos, instalaciones de materiales inamables).
La norma, con membrete ocial de la Consejería de Interior, incluye los servicios mínimos y los sectores en los cuales deben operar. Exclusivamente. Con lo que todo lo no estipulado queda sin prescripción obligatoria de servicios mínimos.
El resto de áreas, por lo tanto y ante la evidencia de la fuerte presión social de los separatistas, cuenta con todas las probabilidades para quedarse sin ninguna cobertura de seguridad privada.

Así, el resto de servicios, es decir, el 80% de empresas o propiedades privadas que cuentan con este tipo de servicios de complemento de seguridad tendrán que conar en la actuación de los Mossos. Algo que, en estos momentos, supone algo más que un acto de fe. Entre esas infraestructuras que se quedarán sin cobertura de servicios mínimos se encuentran, por ejemplo, los mismos hospitales.
Fuentes del sector de seguridad privada destacan que el caso puede ser de magnitudes tremendas. Y es que la huelga general ha sido agitada como ariete independentista. Así lo han usado el propio presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, y el de la ANC, Jordi Sànchez, que han llamado a secundar la convocatoria de la Taula de la Democràcia, que aúna a la totalidad de las entidades soberanistas.

Fuente: okdiario.com

Share