La justicia de la UE abre la puerta a tener cámaras en el exterior de casa.

 El Tribunal Superior de Justicia Europea dictaminó el jueves que aunque los ciudadanos no pueden instalar habitualmente cámaras de vigilancia en una zona pública, hay excepciones si con eso se ayuda a impedir y perseguir actos delictivos.El caso surgió después de que un ciudadano checo instalara una cámara de vigilancia bajo el alerón del tejado de su casa familiar tras una serie de incidentes en los que le rompieron los cristales.

La cámara, instalada de octubre de 2007 a abril de 2008, filmó la entrada, el camino de acceso y la puerta de la casa de enfrente. El hombre, Frantisek Rynes, entregó la grabación a la policía y eso permitió identificar y juzgar a dos sospechosos de romper una ventana con un impacto realizado con una catapulta.

Sin embargo, tras una queja presentada por un sospechoso, Rynes fue multado por las autoridades checas de protección de datos por filmar sin consentimiento la vía, quebrantando de esa manera la privacidad del sospechoso. Rynes apeló.

El Tribunal de Justicia de la UE dijo que filmar un espacio público desde un espacio privado no puede ser considerada una actividad puramente doméstica o personal. Las excepciones han de definirse con cautela, añadió.

Sin embargo, el tribunal nacional checo tiene que tener en cuenta el legítimo interés de Rynes en proteger la propiedad, la salud y la vida de su familia y de él mismo, dijo.

La decisión llega en un momento de debate en muchos países sobre el aumento de la vigilancia electrónica por parte de gobiernos, empresasy otras entidades. Aunque algunos dicen que aumenta la seguridad, otros lo consideran como un quebranto de la privacidad y una forma de control social.

La UE está negociando en la actualidad una reforma de las leyes de protección de datos, en vigor desde hace 20 años, que darían a los individuos algo más de voz sobre cómo se recopilan y se usan sus datos personales.

El tribunal dijo que el procesamiento de datos sin consentimiento – en este caso la grabación de las vías públicas – puede permitirse cuando sea necesario para salvaguardar la prevención, investigación, detección y procesamiento de delitos penales.

La decisión no es final puesto que la justicia checa tendrá que tener en cuenta sus argumentos.

Fuente: Reuters

Share