la PIRATA EME Seguridad continúa incidiendo en la miseria laboral y económica de sus trabajadores ahora en Alicante

La empresa PIRATA EME Seguridad es nuevamente sancionada, esta vez en la provincia de Alicante, la FTSP-USOCV en esta provincia ya puso de manifiesto el fraude a la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria en la que esta Mercantil estaba incurriendo.

Los hechos denunciados tras ser corroborados por la Inspección Provincial de Trabajo de Alicante le supuso a EME Seguridad CINCO SANCIONES ADMINISTRATIVAS GRAVES.

Lo mas sangrante es que todo esto ha sido informado por la FTSP-USO a las distintas Administraciones Publicas durante los últimos años  para que al amparo de la Ley de Transparencia en la Contratación con las Administraciones Publicas, se dejara fuera de concurso a esta empresa PIRATA, que no contenta con no pagar a los trabajadores, también incurrió y fue condenada por VULNERACIÓN DE DERECHO FUNDAMENTAL, teniendo que abonar la cantidad de 1000 euros a uno de los delegados de la FTSP-USOCV por el NO RECONOCIMIENTO COMO DELEGADO DE COMITÉ DE EMPRESA.

Si tal y como le dice a la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social de Alicante a requerimiento de esta por el continuo retraso en el abono de salarios, NO DISPONE DE TESORERÍA  y que continua la búsqueda de un inversor ¿a que nos suena esto? No se entiende que incremente sus dificultades económicas provocando el que sea sancionada con multas importantes por incumplimientos de toda ley laboral o sindical, una cosa es no disponer de dinero para hacer frente a las nóminas y otra muy distinta es vulnerar los irrenunciables derechos sindicales de los trabajadores.

En este último ‘Informe’ recibido de la Inspección Provincial de Alicante se nos informa que se ha INICIADO PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO SANCIONADOR por el retraso reiterado en el abono de los salarios y el NO abono A DÍA DE HOY de la paga extraordinaria de verano.

A Andalucía, Galicia, Madrid, se suma la Comunidad Valenciana, 2000 trabajadores de EME Seguridad que acuden a diario a sus puestos de trabajo, inmersos en la miseria laboral provocada por unos empresarios incompetentes y por unas Administraciones Públicas cómplices.

Share