La Universidad de La Laguna en Tenerife, invierte 5,8 millones de euros en la vigilancia de sus campus.

   ullSegún el pliego del contrato, el personal de seguridad debe evitar el gamberrismo y los sabotajes y tener «especial cuidado» con el consumo y tráfico de estupefacientes.

La Universidad de La Laguna (ULL) invertirá 5,8 millones de euros en el contrato de seguridad y vigilancia de sus facultades, escuelas, institutos y restantes edificios ubicados en los campus. El servicio ha sido adjudicado a la empresa Castellana Seguridad por un plazo de 24 meses aunque podrá ser prorrogado de mutuo acuerdo mientras que el coste ascienda como máximo a 11 millones de euros.

      Según describe el pliego técnico del contrato, la labor que realizarán los vigilantes será «preferentemente preventiva» para evitar «la comisión de toda clase de actos vandálicos, gamberrismo, hurtos, robos, sabotajes, actos de terrorismo y cualquier otro hecho delictivo o infracción». También deberán tener «especial cuidado» en la prevención «del consumo y tráfico de estupefacientes» y controlarán los accesos de las distintas sedes cuando la ULL así lo requiera. Vigilarán los edificios fuera del horario de funcionamiento siendo responsables de las llaves de todas las dependencias y de minimizar el consumo energético apagando luces y sistemas de aire acondicionado que pudieran quedar encendidos por error o descuido.

    Cinco vigilantes tendrán moto. Son los que custodiarán las sedes de Experimentales y Física y Matemáticas en el campus de Anchieta; el campus central; Económicas, Derecho, Bellas Artes y el Aulario de Guajara. Las instalaciones que tendrán un mayor control, ya que estarán bajo vigilancia las 24 horas, todos los días del año, son: el Instituto Universitario de Biorgánica (IUBO), el campus central, la Facultad de Medicina, la Escuela Técnica Superior de Náutica y las Facultades de Económicas y Derecho, el centro de control y el Aulario de Guajara.

    El resto están controladas o bien por las noches o los fines de semana. Las únicas excepciones, en las que los vigilantes trabajan desde primera hora de la mañana hasta las 15 o 21 horas son el edificio Segai, el del Rectorado y la biblioteca general de Guajara.

     En los colegios mayores el personal de seguridad está presente por las noches los días laborables y durante las 24 horas los fines de semana. Según los datos económicos que publica la Universidad, su presupuesto para la compra de bienes y servicios para este año es de 17,6 millones de euros. Dentro de este capítulo el principal gasto es el del servicio de limpieza, por el que la institución paga 2.944.247 euros anuales. El de vigilancia y seguridad está presupuestado en 2.793.543 euros. En el nuevo contrato esa cifra ascenderá hasta los 2.942.500 euros con el IGIC incluido.

Fuente: laopinion.es

Share