Los empleados de SIC en Santa Cruz, en una situación dramática

La presidenta del comité de empresa de Seguridad Integral Canaria relata ante el pleno las penurias de los trabajadores y advierte de que el consistorio puede ser responsable solidario.

«Nuestros hijos entraron al colegio sin libros y material escolar y ahora, la noche del domingo, todas estas familias no tendrán para una cena de Navidad ni unos juguetes para sus hijos, rompiendo así sus ilusiones». Así relató ayer la presidenta del comité de empresa de Seguridad Integral Canaria (SIC), Dolores Espinosa, la situación que atraviesan los trabajadores de la citada empresa que prestan sus servicios para el Ayuntamiento de Santa Cruz y que llevan sin cobrar desde el pasado mes de septiembre.

Una descripción clara que llevó el silencio -y algo más- al salón de plenos de la capital, donde se debatía ayer una moción sobre este asunto presentada por Sí se Puede.

«Todos nos encontramos en extrema precariedad, a punto de cortarnos la luz y el agua, recogiendo comida en ONG, y, muchos, a punto de perder nuestras casas», añadió Espinosa, antes de advertir de que el consistorio de la capital podría ser responsable solidario de la situación de los vigilantes, según una resolución de la Inspección de Trabajo a la que hizo mención.

«Todo se hubiera evitado si desde la primera vez que nos presentamos en este pleno no se hubiera mirado para otro lado», añadió la portavoz del comité de empresa de SIC, quien denunció también que tampoco se han hecho efectivas las ayudas que para los empleados empadronados en la capital había prometido el IMAS.

En esta línea, Pedro Arcila remarcó que el acuerdo marco entre el consistorio y SIC se podía haber resuelto con los escritos que se habían presentado e insistió en que se utilizara la fianza depositada por la empresa para pagar los salarios atrasados.

Por contra, el edil de Hacienda, Juan José Martínez, sostuvo que el consistorio ha hecho «todo los esfuerzos posibles» y reconoció que esta ha sido la acción «más frustrante» que ha afrontado.

«La empresa nos ha engañado sistemáticamente», subrayó Martínez, y corroboró el propio alcalde, José Manuel Bermúdez. «Se me dieron garantías del cobro de las nóminas y se ha incumplido», aseguró el regidor.

La nueva empresa a la que se le ha adjudicado el servicio, Seguridad SH Lanzarote, firmará el contrato el próximo día 28, y a partir de ahí tiene un máximo de diez días para asumir el servicio. Juan José Martínez avanzó ayer que aunque el contrato es por cuatro años, se revisará cada seis meses.

Con algunos matices, la moción de Sí se Puede fue finalmente aprobada por unanimidad.

 

Fuente: El día

 

Otras noticias relacionadas:

El PSOE ve inadmisible que los empleados de Seguridad Integral Canaria lleven cuatro meses sin cobrar

ACP critica el nuevo contrato con Seguridad Integral Canaria

 

Share