Los Guardas Rurales y el intrusismo laboral.

La cifra de guardas de cotos de caza en Andalucía es de 12.000 registrados, y cada año va aumentando de manera desproporcionada. Parece algo bastante positivo, sin embargo, esto perjudica el sector más que ayudarlo. La masificación de este trabajo ha provocado una gran bajada de nivel de requisitos, además de que no se han tenido en cuenta las demandas de empleo y tampoco poseen ningún convenio laboral, siendo un mercado nicho y específico, por no hablar del intrusismo laboral que se produce en el sector de la Guarda Rural, Caza y Pesca

Los requisitos y las pruebas de un Guarda de Coto de Caza son muchísimo menos exigentes que las de Guarda Rural, Caza y Pesca, lo que provoca un gran número de personas sin una formación real que podría peligrar el trabajo que tienen que realizar debido a la falta de instrucción.

Es por esto que se pide que acaten las mismas perspectivas de otras comunidades autónomas Españolas para poder hacer una ley sobre la capacitación del Guarda Rural, exigiendo que antes de dar la habilitación de Guarda Autonómico, sea Guarda Rural con la especialidad de Caza.

Share