Los vigilantes de seguridad como siempre profesionales ante un comportamiento nada profesional.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la USO (FTSP-USO) se ha pronunciado respecto del episodio vivido  el pasado viernes en Alicante durante un concierto del cantante Melendi, cuanto este, micrófono en mano, interrumpió su interpretación para encararse e insultar a un Vigilante de Seguridad que prestaba servicio en dicho concierto, vigilante que hacia su trabajo ya que velaba junto al resto de sus compañeros por la seguridad de todos los asistentes así como observar por el cumplimiento del protocolo Covid en este evento.

En la FTSP hemos tenido conocimiento de que el Vigilante había pedido reiteradamente a una mujer del público situada en primera fila que atendiera a las medidas establecidas por la organización al ser de obligado cumplimiento por el protocolo ‘Covid’. Según esta versión, la espectadora se habría negado en todas y cada una de las ocasiones en las que se le instó a que cumpliera con el requerimiento, por lo que el trabajador iba a proceder a «expulsarla del recinto».

Igualmente desde la Federación señalamos que Melendi habría actuado de un modo «irresponsable», ya que su proceder propició que se viviesen momentos de tensión en los que «se profirieron insultos y descalificaciones hacia los vigilantes».

La FTSP considera esta actitud peligrosa, ya que pudo desencadenar un altercado mayor, fruto de la crispación del público hacia el equipo de seguridad, ya que «en ningún momento» se procedió con un uso desproporcionado de la fuerza, defendiendo en todo momento la correcta y «reglamentaria» actuación del vigilante de seguridad.