Ponferrada intensificará la vigilancia para evitar fiestas ilegales en Navidad

A menos de un mes para la celebración de las fiestas navideñas, incluyendo Reyes, el Ayuntamiento de Ponferrada lanzaba ayer un mensaje claro y contundente a la hostería en general: Si tienen intención de celebrar fiestas deben estar al día con las licencias municipales y cumplir con todos los requisitos legales. De no ser así, actuarán aplicando la normativa de sanciones que marca la ley de eventos festivos.

El alcalde, Samuel Folgueral, emitió un bando en las últimas horas en el que destaca que «se trata de preservar al máximo las garantías de seguridad de las personas». Por eso, recordaba a todas las entidades jurídicas o personas físicas que representen un negocio con intención de celebrar eventos festivos durante los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes que están en la obligación de obtener, cuando así proceda, las preceptivas autorizaciones. Y avisa el regidor en el sentido de que actuarán «para determinar responsabilidades» en caso de no cumplir lo que indica la normativa.

En un bando de cuatro folios, desde el Ayuntamiento recuerdan que los locales con licencia ambiental para «discoteca, sala de fiesta, pubs, karaokes, bares especiales o cafés cantantes» que amparen este tipo de celebraciones no están sujetos a la autorización previa siempre que no modifiquen las condiciones para las que le otorgaron permiso, como la superficie, el aforo o medidas contra incendios.

Sin embargo, aquellos que no tienen permiso, como bares o restaurantes, para este tipo de eventos festivos, deberán ajustar la actividad a su licencia, y en el caso de que pretendan realizar algún tipo de fiesta o evento deberán obtener la autorización expresa del Ayuntamiento.
El plazo para la presentación de solicitudes finaliza el próximo 10 de diciembre. La ley indica que no podrán celebrarse cotillones o fiestas navideñas en «establecimientos eventuales» o que no cuenten con la licencia de actividad.

Otro dato que recuerdan desde el Ayuntamiento es que todos los establecimientos deberán contar con el recibo de pago de la póliza en vigor del seguro de responsabilidad civil, en donde deben aparecer las sumas aseguradas. Por su puesto, no deberán superar el aforo máximo recogido en su autorización. En caso de que el aforo de los locales superasen las 300 personas, la ley marca contratar un servicio de vigilancia privada con una empresa de seguridad autorizada e inscrita en el Registro General de Empresas de Seguridad. Son dos vigilantes hasta las 450 personas de aforo; tres, de 451 a 750 personas y 4 de 751 a 1.000. Dos vigilantes más por cada 1.000 personas más.

Fuente: diariodeleon.es

Share