Un grave incidente en el Hospital O Salnés de Pontevedra vuelve a poner en evidencia las deficiencias en seguridad denunciadas por la FTSP-USO

En la madrugada del pasado miércoles un individuo alteró el orden en urgencias del hospital O Salnés de Pontevedra esgrimiendo un arma blanca y amenazando de muerte a los usuarios y personal del centro sanitario.

Un único Vigilante de Seguridad estaba de servicio cuando un individuo intentó agredir a un médico con un cuchillo con el fin de exigir que lo examinaran y, a su vez, destrozaba lo que encontraba a su paso en la zona de recepción de urgencias. El miembro del equipo de seguridad de las instalaciones, junto con el resto de personal que se encontraba en urgencias en ese momento, solo pudo refugiarse hasta la llegada de varias patrullas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.
Después de proceder a su sedación, pasó la noche en urgencias y posteriormente fue trasladado al Hospital de Pontevedra.

La FTSP-USO ya había advertido de las graves deficiencias en número de efectivos de vigilancia en toda el Área Sanitaria y del riesgo que esto supone para la seguridad de usuarios y personal sanitario, además de reclamar más medios de protección para los Vigilantes de Seguridad adscritos a estos centros.
Desde el sindicato, por medio del Comité de Empresa de la empresa adjudicataria del servicio de seguridad, se ha solicitado la actualización de los protocolos de seguridad y una reunión con el Sergas para tratar una implementación de plantilla y medios de defensa ante el actual repunte de agresiones en el Complejo Hospitalario.

Repercusión en prensa: