Un vigilante de seguridad persiguió al atracador de una gasolinera.

El testigo vio al atracador, armado con una escopeta, cogiendo el dinero de la caja y saliendo de la gasolinera y lo estuvo siguiendo hasta que, finalmente, fue acorralado por la Guardia Civil.Un vigilante de seguridad persiguió este viernes al presunto atracador de una gasolinera del polígono industrial de Blanca. Tras una larga huida, la Guardia Civil logró finalmente arrestar al supuesto autor del robo frustrado. Según ha podido saber ‘La Verdad’, éste niega los hechos y asegura que estaba haciendo ‘running’ por la zona. El instituto armado investiga ahora si el sospechoso está implicado en otros asaltos a gasolineras de la zona ocurridos en las últimas semanas.

Según explicó el vigilante -que no trabaja en la gasolinera asaltada- , se encontraba en un bar cercano cuando se percató de lo ocurrido y acudió con su coche de empresa a interesarse por la situación. El testigo pudo ver al atracador, armado con una escopeta, cogiendo el dinero de la caja y saliendo luego de la gasolinera «con la escopeta debajo del brazo». El vigilante de seguridad asegura que, al verlo, el ladrón «se quedó sorprendido» y comenzó una huida a toda carrera. Con ayuda de su vehículo, el trabajador lo persiguió y trató de cortarle el paso durante varios minutos, hasta que llegaron los agentes de la Guardia Civil y lograron detenerlo. El valor de este vigilante era ayer reconocido por sus conocidos. «Me han dicho que estoy loco», comenta.

Fuente: laverdad.es

Share