USO, exige el cumplimiento de la proposición no de ley, que se aprobó el 10 de marzo, en la Asamblea de Madrid

En el mes de Abril, todos los servicios de la Oficina de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid pasaron de la empresa Pirata Magasegur, con un convenio propio que reducía considerablemente los derechos de los trabajadores en relación a otras empresas que si se rigen por el Convenio Estatal de Seguridad Privada.
En Junio estos trabajadores tienen que volver a subrogarse y corre la posibilidad de que vuelvan a caer en manos de otra Empresa Pirata.
La parte social ha presentado un escrito ante la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda «exigiendo» el cumplimiento de la proposición no de Ley que se aprobó el 10 de Marzo, en la Asamblea de Madrid, a tal efecto.
Share