Varios vigilantes agredidos por los integrantes de un piquete de la huelga del metal en Ourense

Varios vigilantes de la planta del grupo Revi, en Quintela de Canedo (Ourense), fueron agredidos por los integrantes de un piquete de la huelga del metal.

Un grupo de en torno a una decena de huelguistas corre para abrir una gran puerta corredera de las instalaciones de la planta. El vigilante de seguridad intenta cerrarla de nuevo, pero se lo impiden por la fuerza aprovechando la superioridad numérica.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera (FTSP-USO) ha condenado la agresión sufrida por dos trabajadores de Eulen Seguridad en la empresa Revi por un piquete de la huelga del metal el pasado jueves por la noche. Este sindicato señala que apoya «las reivindicaciones sociales del metal» pero resalta que «no permitirá este tipo de conductas violentas hacia otros trabajadores como son los profesionales de la Seguridad Privada.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de USO (FTSP-USO), a través del secretario general de la FTSP-USO Galicia, Gerardo Román, informa que se tomarán las acciones necesarias en defensa de los intereses de los trabajadores agredidos, además de que ya se está estudiando la posibilidad de personarse en los juzgados como acusación particular.

En declaraciones del secretario general de la FTSP-USO Galicia, Gerardo Román, explica que «si bien la huelga es un instrumento de reivindicación laboral además de un derecho de los trabajadores, no quita que se tenga que respetar a quienes trabajan». Rabia e indignación es lo que producen estas agresiones. «Me parece vergonzoso, como sindicalista, que se den este tipo de actos cuando no hacía ninguna falta”. Uno de los tres heridos recibió una pedrada en la sien lo que podía haber acabado en tragedia, además de sufrir múltiples contusiones los otros agredidos .  “Nosotros estamos en nuestros puestos de trabajo, no para impedir la huelga, sino para proteger las instalaciones bajo nuestra custodia y que es para lo que se nos paga y nadie tiene el derecho de venir a agredirnos gratuitamente, por muy justas que puedan ser sus reivindicaciones”. Y mas rabia si cabe fue, el que la agresión estuviese encabezada por un sindicalista que no mostró el mínimo respeto hacia unos trabajadores que simplemente cumplían con  su obligación.

Repercusión en prensa: 

La FTSP-USO se personara en la causa como acusación particular. CCOO, UGT y CIG no reconocen la agresión en Revi