Vigilantes privados y representantes de la Guardia Civil y la Policía Nacional piden más dotación en los partidos de fútbol considerados de alto riesgo.

Vigilantes privados y representantes de la Guardia Civil y la Policía Nacional coincidieron ayer a la hora de señalar la deficiente dotación de seguridad con la que los primeros han de afrontar situaciones laborales complicadas como las que suponen los partidos de fútbol considerados de alto riesgo. Mientras los agentes del Cuerpo Nacional de Policía «van con cascos, escudos y protectores antitrauma», el personal de seguridad privada tiene que enfrentarse a los ultras «con el culo al aire». Tan gráfica expresión la utilizó ayer el inspector de Policía José Manuel Fernández, coordinador de Seguridad en el Deporte de la Jefatura Superior de Policía de Asturias durante las jornadas con las que se conmemoró el día de la seguridad privada en esta provincia.

Esto no hace más que corroborar lo que ya estamos pidiendo desde la FTSP-USO con nuestra campaña Stop a las agresiones a vigilantes. Protección jurídica y más medios  y que estamos haciendo llegar a instituciones públicas y cargos políticos. Poco a poco va calando en la sociedad la necesidad de proteger a los vigilantes de seguridad en los servicios en que desempeñan labores que pueden considerarse de alto riesgo.

 

 

Fuente:   

Laura Mayordomo

Share